Dos personas detenidas por la venta de lingotes de oro falsos y la estafa de 7.600 euros

A la sospechosa asimismo se le imputa otro delito de estafa en grado de tentativa, pues asimismo lo había intentado en otro local.

 

Agentes la Policía Nacional han detenido en València a una mujer y un hombre de veintisiete y veintiocho años, respectivamente, como supuestos autores de dos delitos de estafa tras vender lingotes de oro falsos en establecimientos de compra y venta en Alicante y Valencia.

Las detenciones se han producido a causa de los hechos ocurridos el catorce de septiembre en un local de compra y venta situado en València, en el momento en que una mujer acompañada de un hombre vendió un lingote de lo que parecía ser oro por valor de cinco mil doscientos euros. Una vez finalizada la transacción recibieron un talón con el importe acordado, conforme ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Sin embargo, una de las empleadas del local tenía conocimiento de que en otro establecimiento de Alicante habían vendido lingotes de oro falsos o de baja calidad, por lo que le efectuó una prueba de autenticidad al que había comprado. En ese instante, la dependienta verificó que el lingote era falso, por lo que anuló el talón emitido.

Más tarde, la pareja se dirigió nuevamente al comercio para demandarles el importe que no habían podido cobrar, instante en el que los agentes los han interceptado y detenido como supuestos autores de un delito de estafa.

Los policías, tras las gestiones pertinentes, han descubierto que, anteriormente, los sospechosos habrían estafado siete mil seiscientos euros en un par de ocasiones a un establecimiento de compra y venta situado en Alicante.

Los detenidos habrían vendido dos pulseras de dieciocho y veinticuatro quilates, una cadena de oro y un lingote de cien gramos que después se había comprobado que eran falsos, por lo que se les imputa otro delito más de estafa. Además de esto, a la sospechosa se le imputa otro en grado de tentativa.

Los detenidos, de origen ucraniano y armenio, respectivamente, carecen los dos de antecedentes policiales y han pasado a disposición judicial.