El aeropuerto de Castellón supera su objetivo anual con 260.000 pasajeros

El aeropuerto de Castellón supera su objetivo anual con 260.000 pasajeros

La instalación logra su mejor registro en octubre y, a falta de dos meses para cerrar el año, rebasa la meta de los 250.000 pasajeros en 2023

 

El aeropuerto de Castellón ha cerrado un exitoso mes de octubre, marcando un hito en su historia al superar casi 260,000 pasajeros en el cómputo anual, lo que significa que ha alcanzado su objetivo de 250,000 usuarios para el año 2023, con dos meses aún por delante. Además, se ha celebrado la marca de un millón de pasajeros desde el inicio de los vuelos comerciales.

La consellera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, expresó su satisfacción por estos logros y destacó el papel fundamental del aeropuerto de Castellón como una infraestructura estratégica para la Comunitat Valenciana, que año tras año se consolida como motor de crecimiento económico y desarrollo en la provincia de Castellón.

En octubre, el aeropuerto registró un total de 27,414 pasajeros, marcando su mejor desempeño en ese mes y representando un aumento del 83% en comparación con octubre de 2022.

La campaña estival del aeropuerto de Castellón, que abarca desde finales de marzo hasta finales de octubre, ha sido la más exitosa hasta la fecha, con el mayor número de vuelos operados en su historia, incluyendo once rutas regulares.

En los primeros diez meses del año, la base castellonense ha sumado un total de 259,685 viajeros, superando así el objetivo fijado por la sociedad pública Aerocas para 2023 de alcanzar los 250,000 usuarios.

Finalmente, en octubre, el aeropuerto ha superado la marca del millón de pasajeros desde el inicio de los vuelos comerciales en 2015.

Con dos meses por delante para el cierre del año, el ejercicio actual de 2023 ya se ha convertido en el mejor de la historia de esta infraestructura, superando significativamente los resultados de 2022, cuando se contabilizaron casi 150,000 pasajeros.

Relacionados  Muere succionado por la turbina de un avión