El agua será más cara para los castellonenses

Redondo denuncia que el gobierno municipal incrementa la tarifa del agua y dispara el coste de las nuevas altas en la ciudad de Castellón

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, lamenta que el equipo de gobierno siga con su política de alza de impuestos a los castellonenses con la subida de la tarifa del agua, que afectará de manera notable a las nuevas altas, con incrementos que van desde 45 euros, hasta 210 euros. El Popular resalta que el PP ha presentado una moción para instar en el próximo pleno a que el equipo de gobierno rebaje los impuestos a los castellonenses.

 

“Desde el grupo municipal Popular instamos a rebajar la presión fiscal para que solo se recaude lo que el gobierno va a ser capaz de gastarse y, por lo tanto, devolver a los castellonenses en forma de inversiones, mejores servicios y mejores prestaciones sociales. Sin embargo, parece que el equipo de gobierno del tripartito sigue empeñado en exprimir el bolsillo de los castellonenses, para luego dárselo a los bancos”, censura Redondo.

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Juan Carlos Redondo, lamenta que en el 2020 los castellonenses vayan a pagar más por la tarifa del agua, después de conocer que el equipo de gobierno va a llevar a cabo un incremento de la cuota. “Esta subida afectará de manera muy notable a las nuevas altas, con incrementos que llegan hasta los 210 euros que tendrán que pagar de más quienes residen en la zona de la playa del Pinar”, explica.

De esta manera, las nuevas tarifas que el equipo de gobierno aprobará en la sesión plenaria del 31 de octubre sitúan al alza la nueva tarifa del agua en Castellón, con un incremento de cuota del 0,27% sobre los precios actuales. Las subidas más  importantes están relacionadas con los derechos de enganche, que pasan de 89,4 euros a 134,5 euros en el casco urbano, es decir pagarán 45 euros más; de 176,6 a 265,6 euros en el ensanche, suponiendo un incremento de 89 euros más, y de 420,1 a 631,9 euros en la Playa del Pinar, es decir, los vecinos de esta zona residencial pagarán 210 euros más respecto a las tarifas vigentes en este momento.

Ante la elevada presión fiscal que ha ido en aumento desde el año 2015, “desde el Grupo Municipal Popular hemos solicitado una revisión para ajustar los ingresos que el Ayuntamiento recauda en materia de impuestos y tasas a las necesidades reales de gestión municipal y que el Ayuntamiento solo ingrese de los vecinos aquello que va a ser capaz de gastar durante el año y, por lo tanto, devolverle a la ciudad en forma de inversiones y mejores servicios, en definitiva, en mejoras su calidad de vida”, señala Redondo.

“Pero parece que el equipo de gobierno del tripartito sigue empeñado en exprimir el bolsillo de los castellonenses, para luego dárselo a los bancos, como estamos viendo ejercicio tras ejercicio, por una mala gestión de los recursos y su incapacidad de trabajar al nivel que se requiere para que no se pierdan los recursos económicos que han aportado los castellonenses. Sin ir más lejos, en este año van a ser más de 11 millones de euros”, resalta.

Redondo recuerda que con el tripartito, la ciudad de Castellón está situada como la segunda capital que más IBI cobra de España por detrás de Madrid. Así lo corrobora el informe Panorama de la Fiscalidad Local 2018 del Registro de Economistas y Asesores Fiscales (REAF), del Consejo General de Economistas de España.

Redondo afea la incapacidad de gestión del gobierno municipal -formado por PSOE, Compromís y Podemos-, que a dos meses de acabar el año, solo ha ejecutado en materia de inversiones un 28% del presupuesto de municipal de 2019, quedando pendiente de ejecución el 72% restante. “No son capaces de cumplir con su propio presupuesto y el dinero acaba en los bancos. Por eso, nosotros apostamos por bajar la presión fiscal, para acabar con la contradicción que supone recaudar más, pero invertir menos en la ciudad”, concluye Redondo.

En su empeño por rebajar la presión fiscal, los populares han presentado una moción, que será sometida a votación de todos los grupos en el próximo pleno del 31 de octubre, instando a reajustar la recaudación en materia de impuestos y tasas a los gastos reales de funcionamiento del Ayuntamiento.

Deja un comentario