El Ayuntamiento de Castellón clausura las escuelas de verano municipales en las que han participado más de 400 niños

El concejal de Bienestar Social destaca la importancia de la oferta para favorecer la conciliación laboral de las familias

El Ayuntamiento de Castellón ha clausurado ya las escuelas municipales de verano que se han desarrollado durante los meses de julio y agosto en varios colegios de la ciudad y en las que han participado un total de 419 niños y niñas. Una oferta que se impulsa desde la Concejalía de Bienestar Social y que tiene como objetivos «fomentar la conciliación laboral y compensar las desigualdades sociales y económicas de las familias», según ha explicado el concejal de Bienestar Social, José Luis López. 

En julio, el servicio estuvo activo en los colegios San Agustín, Carles Selma y Castell Vell. En los dos primeros se llevaron a cabo actividades de ocio y tiempo libre por parte de entidades colaboradoras de los Servicios Sociales del consistorio y se desarrolló el proyecto Atención psicoeducativa a niños, niñas y adolescentes en vulnerabilidad de exclusión social, a través del que se han organizado talleres para fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, así como juegos terapéuticos entre los participantes.

En el colegio Castell Vell, por su parte, se llevaron a cabo actividades de ocio y educación especial dirigidas a personas con necesidades especiales de 3 a 26 años. “Un servicio que ha sido un apoyo esencial para muchas familias con miembros que necesitan una atención especializada», ha explicado López.

En agosto, a las escuelas de verano impulsadas por el Ayuntamiento en julio, se han sumado otros dos proyectos. Uno ha sido Temps d’Esplai, que han acogido las aulas de los colegios Cervantes, Elcano, Estepar e Isabel Ferrer; y el otro Ven al Pinar, con actividades en el parque de El Pinar del Grau. En estos centros se han organizado propuestas que potencian el respeto, la convivencia y el pleno progreso de las capacidades físicas, psíquicas y sociales, favoreciendo su desarrollo integral, especialmente en aquellos casos en que las circunstancias personales se consideran de especial necesidad.

Junto al proyecto de actividades se ha ofrecido comedor en todos los colegios participantes, del que se han beneficiado 287 niños y niñas. Este servicio de atención de las necesidades básicas de alimentación ha consistido en el ofrecimiento de una comida principal y una adicional (merienda), que se ha previsto a través de catering, priorizando la participación gratuita en aquellas familias que han acreditado privación material severa.

Deja un comentario