El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó adoquina el tramo de la calle Xacó entre Convento y Regimiento Tetuán

La actuación ya ha finalizado y mejora la seguridad y la movilidad de los peatones en este vial de conexión entre Carbonaire y el centro de la ciudad.

El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó ha finalizado las obras de adoquinado del tramo de la calle Xacó comprendido entre las calles Convento y Regimiento Tetuán. Se trata de la culminación de la segunda fase del proyecto de renovación y mejora de las infraestructuras de la red de agua potable de esta zona, con una inversión de más de 620.000 euros y que ha consistido en la remodelación integral de toda la calle Xacó.

La alcaldesa, Tania Baños, ha visitado este tramo junto al concejal de Urbanismo, Javier Ferreres, y a los representantes de FACSA, empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua y saneamiento. Con el adoquinado de este vial, que conecta la plaza del Circo con la plaza del Centro se ha mejorado la seguridad de los peatones, favoreciendo la movilidad a pie entre el Carbonaire y el centro de la ciudad.

Anteriormente, las aceras de este tramo de la calle Xacó eran muy estrechas y no eran accesibles, ni permitían el paso de carros de bebé o sillas de ruedas. Ahora se ha solucionado este problema con el adoquinado al mismo nivel. Esta semana se han pintado los pasos de peatones en los cruces y se han instalado bolardos para evitar el acceso de vehículos.

La importancia de este proyecto no es solo a nivel urbanístico y de movilidad sino también porque se han renovado y ampliado las conducciones de agua potable y las canalizaciones de alcantarillado y pluviales para mejorar la evacuación y el drenaje de la zona. Además se ha integrado el servicio en el telemando del abastecimiento, que monitoriza los datos de control y funcionamiento de red y detecta posibles anomalías como fugas o reventones.

Desde el punto de vista de la renovación superficial de la calle Xacó, el proyecto permite “avanzar en la recuperación de espacios para las personas y en la creación de entornos seguros para el peatón”, ha destacado Baños. Según Baños, esto es “especialmente interesante en este caso porque es una calle que utilizan muchos jóvenes para ir al instituto desde el Carbonaire y muchas personas mayores para ir a comprar, sobre todo los viernes de mercado”.