El Ayuntamiento de la Vall d’Uixó inicia la recuperación del entorno del río Belcaire

En el proyecto participa el alumnado del IES Botànic Cavanilles y pondrá en valor la zona conocida como Vixama, ahora degradada

Este jueves 28 de febrero empezará la actividad de aprendizaje-servicio (APS) “más importante que se ha realizado nunca en nuestra ciudad y una de las más ambiciosas a nivel nacional”. Así lo ha asegurado la concejala de Educación del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó, Carmen García, que ha presentado el proyecto de recuperación de parte del río Belcaire, en concreto de la zona triangular conocida como Vixama.

Desde el mes de julio las concejalías de Educación y Medio Ambiente y el IES Botànic Cavanilles están trabajando de manera cooperativa y colaborativa “en esta herramienta de cohesión social y que toca todas las competencias que marca el currículum educativo desde una iniciativa interdisciplinar que dejará su huella en la Vall d’Uixó porque podrá ser utilizado por todos y todas”.

Este es un proyecto a largo plazo, que se acometerá por fases y de acuerdo a los informes técnicos e instrucciones de Medio Ambiente y de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). Además del alumnado del IES Botànic Cavanilles también participa el de los cuatro colegios adscritos a este centro (La Cova, Colonia Segarra, La Moleta y Ausiàs March), así como sus comunidades educativas y asociaciones ecologistas.

El Ayuntamiento ya ha depositado la tierra en la zona y el material necesario para iniciar la recuperación, que en el primer año consistirá en la plantación de especies autóctonas para crear una gran zona verde. Además se llevarán a cabo talleres de concienciación medioambiental y para conocer la fauna y flora específica del territorio.

García ha destacado que a través de este proyecto “pondremos en valor un espacio degradado y sin uso, que ahora se abrirá a la ciudadanía y que se convertirá en un nuevo espacio educativo al aire libre para el IES Botànic Cavanilles”, ya que se habilitará un acceso desde el interior del centro y será “una herramienta pedagógica muy potente”.

Estos trabajos se completarán con los de un taller de empleo que adecuará la zona más cercana a los Bloques de la Moleta, de manera que la Vall d’Uixó contará con un gran bosque de ribera junto al cauce del río y al casco urbano, en una zona que era un foco de malas hierbas y maleza y donde se acumulaban los excrementos de mascotas.

 

Deja un comentario