El Ayuntamiento de Oropesa llama a la responsabilidad durante la semana dedicada a la Virgen de la Paciencia

El consistorio emite una resolución en la que recuerda que no están permitidos los actos fuera del programa ni las charangas o desfiles por la vía pública

El municipio de Oropesa del Mar inicia hoy, de manera oficial, los actos en honor a la Virgen de la Paciencia que se extenderán hasta el próximo 12 de octubre. En este sentido, el Ayuntamiento del municipio ha emitido una resolución de la alcaldía en la que recuerda a los vecinos y visitantes los actos que están permitidos y los que no con el fin de poder cumplir con las medidas necesarias y evitar así cualquier posible riesgo de contagio durante.

La alcaldesa, María Jiménez, ha explicado que “están autorizados únicamente los eventos publicados en el programa de fiestas emitido por este Ayuntamiento, por lo que no se permitirá ninguna otra actividad ni la ocupación de la vía pública con este objeto”. Además, la primera edila avisa de que en el caso de que se produzcan, las fuerzas de seguridad actuarán para evitarlo y levantarán la correspondiente acta-denuncia.

En relación con comidas, cenas, actuaciones musicales, charangas o bailes que se celebren en locales privados o en peñas, estos grupos no podrán sacar a la vía pública mesas, sillas o cualquier tipo de instalación. Cabe recordar que se recomienda un máximo de personas por grupo en reuniones familiares o sociales, en espacios privados, de hasta de 10 personas, así como la limitación de encuentros fuera del grupo de convivencia estable.

Asimismo, no se autorizará el corte de calles, ni las actuaciones, bailes o el desfile de charangas o batucadas por las vías públicas del municipio y está prohibido instalar atracciones feriales, castillos hinchables o juegos infantiles. Tampoco está permitida la realización de hogueras o fuego en la vía pública para la celebración de cualquier tipo de actividad privada, de hostelería o de restauración.

Con todo, desde el consistorio advierten que se sancionará cualquier acto que convenga lo dicho en la ordenanza de convivencia ciudadana en materia de contaminación acústica o que altere, impida o perturbe el descanso y tranquilidad del vecindario y del resto de usuarios de los espacios públicos.

“Sabemos que las de este año no son unas fiestas como nos hubiera gustado celebrar pero tenemos que adaptarnos a las circunstancias que vivimos actualmente”, señala la primera edila, quien hace un llamamiento a la “responsabilidad social de los oropesinos y oropesinas para cumplir con la normativa impuesta y llevar a cabo las medidas de seguridad para proteger su salud y la de los demás”.

Deja un comentario