El Ayuntamiento de Sant Jordi insta a la Generalitat a solucionar el problema del transporte escolar

Los padres denuncian el perjuicio al que están sometidos los estudiantes de Secundaria del municipio

Indignación en Sant Jordi por la situación a la que cada día deben enfrentarse los estudiantes de Educación Secundaria del municipio. El alumnado, que se traslada a Vinaròs para asistir a los institutos Leopoldo Querol y Josep Villaplana, se ve obligado a invertir 50 minutos en un trayecto que debería cubrirse en unos 10 minutos, “es un abuso y más cuando estamos hablando de menores”, señaló el alcalde, Iván Sánchez, que explicó que “la Consellería de Educación, responsable del servicio de transporte público escolar, que es obligatorio, emplea el mismo itinerario y autobús que recoge a los estudiantes de Sant Jordi para dar servicio a los que viven en el extrarradio de Vinaròs, con lo que un trayecto que debería durar unos 10 minutos (Sant Jordi-Vinaròs) se alarga hasta 50 minutos y a la vuelta hacen el mismo recorrido; esto se traduce en que los estudiantes de Sant Jordi deben de salir a las 6.50 horas de la mañana para poder llegar puntuales a las 8 horas a las clases y no regresan hasta las 16 horas, sin comer y solo con 20 minutos de descanso”.

El problema viene de lejos y el Ayuntamiento de Sant Jordi, en representación de los padres y madres de los alumnos, ha presentado quejas sobre el asunto en reiteradas ocasiones sin que, a día de hoy, hayan sido atendidas, “el curso pasado también sucedió lo mismo, pero se puso solución; este año, en cambio, llevamos desde principio de curso pidiendo un servicio digno, que atienda las necesidades del alumnado, pero nuestras demandas, de momento, han caído en saco roto”, aseguró Sánchez. “Antes de Navidad, me reuní con Adolf Sanmartín, director territorial de la Presidencia de la Generalitat, y con el director territorial de la Conselleria de Educación, Robert Roig, y se comprometieron a solventar el problema pasadas las fiestas navideñas, pero no ha sido así; además, hemos remitido un escrito a la dirección del instituto Leopoldo Querol, a la AMPA del centro y a la Dirección Territorial de Educación.

MEDIDAS LEGALES// Ante “la inacción y desidia” por parte de la administración autonómica, el Ayuntamiento de Sant Jordi estudia tomar medidas legales para instar a la Generalitat a dar una solución urgente a la situación, “esta semana nos hemos reunido con los padres y madres de los alumnos y, si no se solventa el problema, no nos quedará más salida que ir por la vía legal”, avanzó Sánchez, a la vez que indicó que, de momento, “vamos a esperar al martes que viene porque nos han comunicado que, desde Conselleria, se pondrán en contacto con el Ayuntamiento para abordar el tema”.
Actualmente, indicó el alcalde, “son varios los padres y madres que van con sus vehículos particulares a llevar y recoger a sus hijos a los centros educativos, para que puedan comer a su hora y llegar a tiempo a las actividades extraescolares, pero esta no es la solución porque el transporte escolar es obligatorio, pero no de la forma que se está haciendo”, concluyó Sánchez.

Deja un comentario