El Ayuntamiento de Vila-real garantizará mascarillas para toda la población en la primera fase de regreso a la normalidad tras el confinamiento

El consistorio ya tiene aseguradas más de 50.000 unidades, entre las cuales hay de diferentes tamaños para la población infantil, y estudia la fórmula para un reparto más masivo a partir de la próxima semana

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha anunciado hoy que gracias a las gestiones que el equipo de gobierno lleva realizando desde hace semanas para la creación de un banco de mascarillas, el Ayuntamiento estará en disposición, a partir de la próxima semana, de llevar a cabo acciones para un reparto más masivo de estos elementos de protección. Atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y previendo que el Gobierno central autorizaría la salida controlada de la población infantil, “desde la Alcaldía llevamos ya días trabajando en la creación de este banco de mascarillas, no sin dificultad debido la situación del mercado y la escalada de precios”, ha explicado el alcalde, José Benlloch. Gracias a estas gestiones, el consistorio está en condiciones de disponer en pocos días de más de 50.000 unidades y estudia la fórmula de hacerlas llegar a la ciudadanía para que “en el momento en que podamos comenzar a volver poco a poco a la normalidad no haya nadie que se quede sin este elemento de protección en una primera fase de la desescalada y que podamos garantizar la seguridad y el cumplimiento de las normas sanitarias”.

La previsión es que en las próximas semanas el banco de mascarillas pueda alcanzar una provisión de cerca de 100.000 unidades. Entre las unidades que ha adquirido el Ayuntamiento hay también mascarillas de diferentes tamaños pensadas para la población infantil “puesto que a partir del momento en que los más pequeños puedan salir de forma controlada a la calle será obligatorio que utilicen estos elementos de protección”. En concreto, se ha realizado una compra de mascarillas de tres tamaños (dos para niños de corta edad y uno para adolescentes-adultos). El alcalde mantendrá este miércoles una reunión telemática con los directores de los centros educativos, con quienes está en permanente contacto a través de la concejala de Educación, Aida Beteta, para detallarles las acciones que está llevando a cabo el equipo de gobierno a este respecto y analizar posibles fórmulas para un reparto adecuado de las mascarillas para que lleguen de forma correcta a las familias.

Benlloch ha recordado que la Generalitat Valenciana ya ha asegurado el reparto gratuito para las personas mayores de 65 años y enfermos crónicos a través de las farmacias y ha señalado que “sabemos que muchas de nuestras empresas están garantizando también que sus trabajadores dispongan de estos elementos de protección”; pero “desde el Ayuntamiento, viendo las dificultades que existen en el mercado, hemos querido garantizar una provisión para que toda la ciudadanía tenga acceso en esta primera fase de salida del confinamiento, y después de muchas gestiones y trámites lo hemos podido hacer a precios muy competitivos”, insiste el alcalde. El equipo de gobierno calcula que la inversión total para la adquisición de mascarillas rondará los 100.000 euros.

El banco de mascarillas del Ayuntamiento de Vila-real se está nutriendo de diferentes acciones como la compra centralizada de 20.000 unidades a través de la Diputación de Castellón o las 15.000 mascarillas higiénicas reutilizables que están confeccionando un grupo de 60 voluntarios y voluntarias, con la tela especial aportada por la empresa local Dolores Cortés, y siguiendo un protocolo avalado por la entidad Valencia Cose y la Universidad de Valencia. De hecho, el alcalde de Vila-real ha querido agradecer de nuevo el ejemplo de solidaridad de los voluntarios así como de la empresa Dolores Cortés que, al igual que muchas otras de la ciudad, está ayudando de forma desinteresada en esta crisis sanitaria.

Deja un comentario