El Ayuntamiento de Vila-real se avanza en el pago de la última anualidad del Gran Casino y lo incorpora al patrimonio municipal

La buena gestión del equipo de gobierno permite liquidar con ahorros y antes de lo previsto el acuerdo alcanzado en 2015 con los anteriores propietarios, que aceptaron que se les abonaran los 2.050.000 euros del histórico inmueble en cuatro años

 

 

El Ayuntamiento de Vila-real ha finiquitado antes de hora el pago del Gran Casino, edificio emblemático construido a inicios del siglo XX y  adquirido en 2015 a una familia de la ciudad, que aceptó que se les abonaran los 2.050.000 euros en los que había sido valorado el inmueble en cuatro anualidades, con el objetivo de facilitar la compra al consistorio sin necesidad de solicitar préstamos ni endeudarse.

            El portavoz del equipo de gobierno, Javier Serralvo, ha anunciado que, aunque estaba previsto que la última anualidad se abonara en mayo de este 2019, la buena gestión del equipo de gobierno ha permitido que en febrero el pago quedara finiquitado.

            “En 2015, durante la firma del contrato de compra-venta, se abonaron los primeros 50.000 euros; en 2016 la anualidad fue de 350.000 euros; en 2017 se pagaron 550.000 euros, la misma cantidad que en 2018 y la misma que se debía abonar en 2019”, explica. “Sin embargo, la responsabilidad y la buena gestión nos permitieron ahorrar a final de año, de manera que pudimos adelantar 350.000 euros y en febrero hemos abonado 200.000 más, hasta pagar el último euro”, asegura, “hemos acabado de pagar este edificio, que ya se incorpora, ahora sí y oficialmente, al patrimonio de todos los vila-realenses, tres meses antes de lo acordado, con responsabilidad y por encima de las mentiras de la oposición”.

            El edil ha lamentado la manipulación de PP y Ciudadanos, que “inicialmente se congratularon por esta compra, ya que significa recuperar un edificio emblemático e histórico de la ciudad, pero después comenzaron las críticas y las mentiras sobre el coste”.

            Asimismo, Serralvo ha destacado que “en esta ocasión, a diferencia de cuando gobernaba el PP, se han hecho las cosas bien, se han pedido informes y se ha hecho todo conforme a la legalidad, dialogando con los propietarios, que nos permitieron el pago aplazado… una forma de actuar radicalmente diferente de la que tenían otros gobernantes”.

            “Hemos sido financieramente responsables, hemos pagado con ahorros para no endeudar a la ciudad y ahora vamos a iniciar la rehabilitación de un espacio con un valor histórico muy importante, que se va a convertir en un lugar de referencia para todos”, señala, al tiempo que recuerda que las obras se van a poder llevar a cabo gracias a la ayuda de la Generalitat Valenciana. La recuperación del teatro Tagoba costará 1,2 millones de euros, de los que el Ayuntamiento aporta 700.000 euros, mientras que el Gran Casino tendrá un coste de 628.000 euros, 368.000 de los cuales los aporta el consistorio.

            “Hemos cumplido con la palabra que dimos en 2015 y hemos sido transparentes”, manifiesta, “por mucho que intenten manipular, no van a engañar a nadie, porque justamente quienes critican esta adquisición son los mismos que expropiaban y ocupaban terrenos a coste 0, mientras las sentencias llegaban años después diciendo que había que pagar aquello que no se había pagado años antes”. “Este va a ser un espacio de todo el pueblo gracias a la responsabilidad y la palabra de este equipo”, concluye.

Deja un comentario