El Ayuntamiento emprenderá acciones legales oportunas ante cualquier ilícito derivado del ciberataque

Este jueves se ha celebrado una Junta de Gobierno Local y una Junta de Portavoces donde se ha informado de los avances y la situación actual

El Ayuntamiento de Castellón ha emprendido todas las acciones legales oportunas y necesarias para defender los derechos de la administración local y, por extensión, de la ciudadanía y actuará con total contundencia ante cualquier ilícito derivado del ciberataque. En este sentido, desde que se tuvo conocimiento del ciberataque el pasado 30 de marzo se ha puesto a disposición de la Policía Nacional toda la información de la que se disponía en cada momento. De hecho, el lunes pasado y este mismo jueves se ha ampliado la denuncia tras tener conocimiento de la existencia en la ‘deep web’ de información robada. Unos hechos que están siendo investigados en colaboración con el Centro de Seguridad TIC de la Comunidad Valenciana y el Centro Criptológico Nacional, dependiente del Ministerio de Defensa, y que han sido también notificados a la Agencia Española de Protección de Datos.

También se ha informado este jueves a la Junta de Gobierno Local y a la Junta de Portavoces de la situación actual y los avances realizados para la recuperación de la normalidad tras el ciberataque, tal y como se ha venido realizando en las últimas tres semanas.

“Este Ayuntamiento es víctima de un delito grave y ha emprendido todas las acciones necesarias para defender los derechos de esta administración pública y, por tanto, los de la ciudadanía y vamos a seguir actuando con total contundencia para que se aplique todo el peso de la ley”, ha manifestado el portavoz del gobierno municipal, José Luis López, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local. En este sentido, ha recordado que la difusión de datos protegidos por la ley de protección de datos es un ilícito.

Respecto a la información robada localizada en la ‘deep web’, López ha señalado que en estos momentos está bajo investigación, por lo que no se puede facilitar detalles sobre el carácter de la información robada por una cuestión de seguridad y para no comprometer las pesquisas, según las propias recomendaciones de la Policía Nacional.

“Vamos a seguir en todo momento las directrices del Cuerpo Nacional de Policía y del resto de organismos que están trabajando en la investigación del caso, tal y como lo hicimos desde el principio rechazando el pago del rescate que pedían los autores del delito para no sentar un precedente que nos hiciera más vulnerables ante futuros ataques”, ha recalcado.

Finalmente, el portavoz del gobierno municipal ha recordado que tanto la Policía Nacional como los centros especializados constataron que el ciberataque se había realizado a través de un nuevo tipo de ransomware que no había sido detectado hasta ahora. Además, el sistema informático de seguridad se había actualizado apenas unos días antes del ataque.

Deja un comentario