El Ayuntamiento, en dos años, invierte 1,37 millones en el Servicio de Bomberos

David Donate destaca la inversión para la adquisición de material de última generación y la mejora de las condiciones de trabajo

El Ayuntamiento de Castellón, a través del área de Seguridad Pública y Emergencias, invertirá un total de 1,37 millones en dos años para mejorar la dotación del Servicio de Bomberos mediante la adquisición de nuevo material y vehículos para los trabajos de extinción de incendios. En concreto, se destinan 615.000 euros con cargo al presupuesto de 2021 y otros 760.000 euros para este 2022 para adquisición de material técnico y compra de vehículos.

El concejal de Seguridad Pública y Emergencias, David Donate, ha recalcado la importancia de esta inversión “que pondrá a disposición del cuerpo de bomberos municipal equipos de última generación para los trabajos de extinción y su propia protección”. Donate ha explicado que parte de estos nuevos equipos ya están a disposición del Servicio de Bomberos y que ya se están realizando jornadas de formación.

Entre el nuevo material se han adquirido dos nuevos visores térmicos de última generación para la inspección y localización de fuegos en espacios confinados con nula visibilidad, uno de ellos, configurado para la grabación de imágenes térmicas y su uso posterior en formación del personal. También se han incorporado cuatro visores térmicos individuales para aumentar la seguridad en las intervenciones en incendios con baja o nula visibilidad. Se trata de visores que permiten discriminar las acciones a realizar como la búsqueda de víctimas o la localización de puntos calientes.

Además, se han adquirido dos bombas de primera salida, dos ventiladores de presión positiva con autonomía cercana a una hora, máscaras de protección respiratoria para incendios de vegetación, diez nuevas capuchas de escape para el rescate de víctimas en incendios que impide la entrada de humo y gases, cuatro nuevos trajes de protección química, tres escaleras telescópicas aptas para uso intenso y rescate en espacios reducidos, camillas para el desplazamiento de heridos en el medio natural, así como renovación de camillas y de equipos de rescate vertical, entre otros materiales. Junto a ello, se han adecuado las instalaciones del Parque de Bomberos con la dotación de un gimnasio.

En las próximas semanas está previsto iniciar los trámites para la contratación de un vehículo autobomba urbana pesada y una furgoneta de transporte de personal.

El concejal de Seguridad Pública y Emergencias ha destacado que, junto a estas inversiones, “este año el presupuesto recoge otros 760.000 euros en nuevas inversiones para más material técnico de extinción de incendios y para la adquisición de nuevos vehículos para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento”. “En solo dos años, se habrán invertido más de 1,3 millones de euros para mejorar el material y las condiciones de trabajo de los bomberos municipales”, ha recalcado Donate.