El Ayuntamiento recupera los cuadros restaurados ‘Rostro de Mujer’ y ‘Magdalena’

Las obras pictóricas fueron enviadas al Instituto Valenciano de Cultura para su restauración

El Ayuntamiento de Castellón ha recuperado las obras ‘Rostro de mujer’, y ‘Magdalena’, cuadro donado por el hijo de Juan Bautista Carbó Rovira. Ambos cuadros fueron enviados a restaurar al Instituto Valenciano de Cultura en diciembre de 2017 por parte de la Concejalía de Cultura, dirigida por Verònica Ruiz. Estas pinturas estaban almacenadas en la Casa de la Cultura  de Castellón y nunca se habían expuesto antes.

“Rostro de mujer”, de Vicente Castell Doménech ha sido una de las dos obras restauradas. Este óleo sobre lienzo data del año 1905, al cual se le ha realizado una limpieza superficial retirando los clavos oxidados que fijaban la tela al bastidor y también se han corregido algunas de las deformaciones que presentaba. Además se ha realizado una limpieza de la superficie, respetando el barniz original, y sin que este ni la película pictórica se vean afectados.

Después de la limpieza se ha aplicado otro barniz de protección sintético y se ha vuelto a colocar de nuevo la tela en el bastidor cambiando el sistema de unión. Para acabar la restauración se ha colocado también un sistema para que se pueda apreciar la pintura de los lados del bastidor, puesto que se trata de un lienzo reutilizado.

El segundo cuadro restaurado con el nombre “Magdalena” es obra de Juan Bautista Carbó Rovira y se trata de un óleo sobre lienzo del siglo XIX, en el que el trabajo principal ha sido eliminar la tela de refuerzo antigua que presentaba la obra por la parte del reverso, además de eliminar las deformaciones adheridas a la película pictórica en algunas zonas.

También se han reforzado aquellas zonas que presentaban desgarros y roturas reforzando de nuevo el reverso con una tela nueva. La obra se ha dotado de una nueva estructura (bastidor) que le confiere más resistencia. Para finalizar, se ha reconstruido la capa de preparación que presentaba algunas pérdidas y se ha reintegrado cromáticamente aplicando un barniz de protección.

Deja un comentario