El Campechano se va de Rositas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Era evidentemente lo esperado , no es algo que nos sorprenda.

La marca España de “todos los ciudadanos somos iguales ante la ley” nos vuelve a dar una coz por la espalda sin que casi nos demos cuenta al día de hoy.
La fiscalía del tribunal supremo renuncia a interponer una querella contra Juan Carlos I por delitos de blanqueo de capitales e  infracción tributaria.
Su inviolabilidad impide procesarlo reconocida en la fantástica Constitución Española y protectora de “todos” los españoles.
Es alguien inviolable a pesar de todo los males que ha procurado y eso pues señorías a ustedes les impide seguir con el caso , así que nada a otra cosa mariposa.
Señoría, hoy existen todavía los intocables , y ni usted ni  ningún otro juez o fiscal podrán hacer nada.
Lógicamente el Borbón volverá en breve de su exilio o diríamos en un futuro prófugo de la justicia a España sin ninguna causa penal que le pudiera interrumpir el sueño del rey que sigue siendo y gran monarca.
Hoy no doy para más en este artículo que expone dada la gravedad y el enorme deterioro y cobardía del sistema judicial que seguirá bailando el agua a su amo.
En realidad la justicia humana de momento no existe , no hay lugar para ella.
Existe eso sí, un tipo de justicia en la vida, que la vida te va colocando en un lugar , y es la misma vida ,que no tiene prisa  la que llega finalmente.

Jesús Antonio Fernández Olmedo.

Deja un comentario