El Casal Jove de Almassora se muda por las obras de rehabilitación

Traslada mobiliario y enseres de la calle Santa Bárbara al centro de Corell

El antiguo Ateneu Jove de Almassora ha iniciado el empaquetado de mobiliario y enseres para su mudanza del edificio de la calle Santa Bárbara, que se adentrará en las obras de rehabilitación en las próximas semanas. De esta forma, el consistorio ha encargado al personal de los planes de empleo público las tareas de embalaje y traslado a otras dependencias municipales durante este mes para facilitar la entrada de los operarios.

No en vano, el proceso de licitación de las obras está inmerso ya en la última fase tras finalizar el plazo de presentación de ofertas. Seis empresas optan a ejecutar una rehabilitación integral que está valorada en 200.000 euros y cofinanciada al 50% por los fondos FEDER de la Unión Europea y el Ayuntamiento de Almassora.

Por ello, los operarios han retirado todo el material almacenado, entre el que figuran documentación, libros, revistas, juegos de mesa, radiadores, ordenadores e impresoras, que se distribuirán en otros centros municipales mientras duren las obras para evitar que se dañen con los trabajos de reforma.

La intervención en el antiguo bloque de la calle Santa Bárbara permitirá transformar las viejas dependencias en un moderno complejo educativo y social para Almassora, un recinto para reunir a la juventud a través de una programación variada. El bloque incorporará ascensor y aseos adaptados, además de una rampa en la entrada para garantizar el acceso de cualquier persona.

Los trabajos se extenderán durante tres meses, el tiempo marcado en los pliegos de condiciones, para incorporar un aula de informática que permita formar a la ciudadanía en administración electrónica y acceso a internet. Para ello será necesario demoler la tabiquería  existente en la planta segunda, donde está prevista la nueva clase, distribuir aseos, crear un cuarto de limpieza y adecuar todas las instalaciones del edificio afectadas por la actuación (fontanería, saneamiento, electricidad, climatización, ventilación, voz y datos y equipos contra incendios).

Tras la reforma, el edificio pasará a denominarse Casal Jove y se convertirá en la sede del Consell de la Joventut, de nueva creación. El consistorio quiere fomentar así un espacio que puedan utilizar todas las asociaciones juveniles conjuntamente para el debate de ideas o la propuesta del calendario anual de actividades. “Pasará de ser un espacio incómodo y con escasa accesibilidad a un recinto moderno en el que reunir a la juventud de Almassora para mejorar su formación y garantizar una oferta de ocio adecuada a sus expectativas”, según la concejala del área, María Luisa Renau.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *