El clúster cerámico insiste en poder realizar pruebas diagnósticas a sus empleados

La actual normativa impide ir más allá en la prevención frente al COVID-19

El Gobierno debería modificar la actual normativa y ampliar los supuestos permitidos

Es vital tomar medidas de prevención que garanticen la seguridad y salud de los trabajadores

Ya ha comenzado la Fase 0 del calendario de desescalada del confinamiento en casi todo el país, que ha marcado el Gobierno para el regreso progresivo a la actividad regular. Como ASCER viene anunciando desde antes de la declaración del estado de alarma, es vital tomar medidas de prevención que garanticen la seguridad y salud de los trabajadores, y que eviten nuevos brotes de contagio.

El pasado viernes, con motivo del 1 de mayo, día internacional de los trabajadores, los propios representantes sindicales del sector azulejero centraron sus reivindicaciones lanzando el mensaje sobre la urgente necesidad de proteger las plantillas frente a la pandemia del coronavirus con la realización de los test de diagnóstico en todos los sectores.

Es urgente que el Ministerio de Sanidad dé mayor libertad al sector privado y a las empresas para realizar pruebas diagnósticas y serológicas sobre el COVID-19. Para el clúster cerámico español es claramente insuficiente que las empresas sólo puedan realizar tests en sus trabajadores por prescripción médica a aquellos empleados que tienen síntomas de Covid-19. El sector entiende que es necesario poder realizar pruebas de detección de forma eficiente para asegurar la salud de empleados, familias, colaboradores, clientes y de todos los agentes sociales.

La realización de pruebas diagnósticas es también la forma de asegurar el estable funcionamiento de las empresas, en un momento que estamos atravesando una grave crisis, situación en la que se necesita funcionar más que nunca con eficacia y buena organización y en la que el ambiente va a estar muy sensible, y es necesario garantizar la buena predisposición de las plantillas.

El Gobierno debería coordinar y asegurar la aplicación de pruebas diagnósticas masivas al conjunto de la población especialmente a aquellos que no teletrabajen. Sin embargo, es entendible que, dadas las condiciones actuales, sea complicado asumir ese desafío por lo que el gobierno debe apoyarse en el sector privado, para lo que es necesario modificar la actual normativa y ampliar los supuestos, que permitieran a las empresas realizar las pruebas necesarias de detección para elevar los actuales estándares de seguridad frente al Covid-19 entre las personas trabajadoras.

Como ASCER ha repetido en numerosos foros públicos y privados, el coste económico de realización de esos test es mucho menor al enorme coste de no hacerlo, en términos de salud pública y de economía en general, por lo que, a la industria y otros sectores, les resulta inexplicable las restricciones de las autoridades sanitarias para llevarlos a cabo.

De nuevo, ASCER felicita a todos los trabajadores del sistema sanitario, cuerpos de seguridad, transporte y resto de actividades esenciales, por su esfuerzo diario. Sin su enorme dedicación, la contención del Covid-19 y las medidas de desconfinamiento que han comenzado, no hubieran sido posibles.

Deja un comentario