El comercio del centro de Vinaròs denuncia sentirse abandonado por el Ayuntamiento

Agrupación comercios del centro de Vinaròs

El Ayuntamiento no ha puesto en marcha ninguna medida directa que aligere la gran agonía que muchos comerciantes están sufriendo, siendo castigados por la pandemia.

Ante la profunda crisis que estamos sufriendo por la COVID-19, el comercio de Vinaròs se siente abandonado y ninguneado por miembros del equipo de gobierno que se han atrevido a afirmar, no más lejos de la realidad que, las medidas puestas en marcha han sido adoptadas alegremente por el comercio de nuestra ciudad.

Ana Fibla, Concejala de Desarrollo Local (Agricultura, Pesca, Comercio), Cultura y Patrimonio, faltó a la verdad en el pleno del pasado jueves 28 de enero, con palabras que no hacen más que avivar el enfado del pequeño comercio, quién en una reunión mantenida el pasado mes de mayo, había dejado muy claro el gran descontento general por la pasiva actitud de este gobierno, que no ha sido capaz de ayudar a un sector que estaba pidiendo a gritos medidas que paliasen la grave situación económica que estaban atravesando y que se les venía encima.

“El comercio de Vinaròs es uno de los sectores más importantes de nuestra ciudad, aun sí, nunca se le ha dado la importancia que merece, queda patente teniendo en cuenta que sí se han llevado a cabo medidas de ayuda a sectores como Hostelería, Venta Ambulante o Mercado Municipal” afirman representantes del comercio del centro de Vinaròs.

El comercio de Vinaròs todavía sigue esperando que la Concejalía de Desarrollo Local (Agricultura, Pesca, Comercio), Cultura y Patrimonio, junto con la Concejalía de Hacienda, Industria y Empleo, dé un paso en firme y tome medidas directas y reales, ya que, hasta ahora, solo ha sido capaz de proponer iniciativas cuyo objetivo no es más que complementario para un comercio harto de cheques regalo, tarjetas, sorteos o campañas sin sentido, que año tras año se repiten, perdiendo la esencia de novedad, sorpresa o incentivo, tanto para el consumidor como para el comerciante. Medidas que pueden ser complementarias, pero en un momento tan excepcional como el que estamos viviendo, son ridículas, insuficientes, incluso ofensivas, teniendo en cuenta que se han cancelado muchas actividades y eventos como el Carnaval o la Feria de San Juan y San Pedro, por citar algunos.

Por lo que el comercio de Vinaròs se pregunta y exige saber, dónde se ha destinado todo ese presupuesto, y sobretodo, porqué la Concejalía de Desarrollo Local no ha podido optar a la subvención de ayuda al comercio de la Generalitat Valenciana, a diferencia de otros Ayuntamientos como son ejemplo el de Onda, Peñíscola o Benicarló, ¿es que nuestro Ayuntamiento no ha hecho los deberes?

Deja un comentario