El congreso ‘SOS Hostelería 2023’ analiza el futuro de la hostelería en la Comunitat Valenciana

El congreso ‘SOS Hostelería 2023’ analiza el futuro de la hostelería en la Comunitat Valenciana

Molina: "El sector lleva tiempo enfrentando una 'tormenta perfecta' debido a la escasez de mano de obra, el aumento de las cotizaciones sociales para los autónomos y la falta de un sistema atractivo de aprendizaje y prácticas".

 

El II Congreso SOS Hostelería, celebrado este jueves en València, ha abordado el futuro de la hostelería en la Comunitat Valenciana y ha planteado la pregunta sobre si este sector continuará siendo el «motor de la economía». Asimismo, se ha advertido que la hostelería lleva mucho tiempo enfrentando una «tormenta perfecta» debido a diversos factores como la escasez de mano de obra, el aumento de las cotizaciones sociales para los autónomos y la ausencia de un sistema atractivo de aprendizaje y prácticas.

El presidente de la asociación SOS Hostelería, Fidel Molina, ha afirmado,

El sector no se rendirá, seguirá luchando, proponiendo, reivindicando y combatiendo políticamente, mediáticamente y judicialmente todas las iniciativas que consideremos perjudiciales para un sector que emplea a 190.000 personas solo en la Comunitat Valenciana.

Según ha expresado el colectivo en un comunicado.

Sin embargo, Molina ha advertido que el sector lleva tiempo enfrentando una «tormenta perfecta» debido a la escasez de mano de obra, el aumento de las cotizaciones sociales para los autónomos y la falta de un sistema atractivo de aprendizaje y prácticas.

Además, ha mencionado las normativas municipales que imponen restricciones a las terrazas y horarios, así como «requisitos cada vez más absurdos». También ha destacado el incremento de impuestos a nivel municipal, autonómico y nacional, junto con la avalancha de leyes en contra del juego privado.

En este sentido, ha advertido que en los últimos tres años han cerrado miles de bares en la Comunitat Valenciana y en la actualidad están luchando por superar la crisis del COVID-19, que se cobró la desaparición de 9.000 empresas del sector, de las cuales solo una parte ha logrado reabrir.

Los establecimientos de hostelería estamos sufriendo las consecuencias de políticas regulatorias y fiscales absurdas. Fuimos los primeros en cerrar por completo y los primeros en abrir cuando se decretó el estado de alarma, pero también hemos sido los más afectados por las restricciones y limitaciones impuestas en nuestra actividad.

ha criticado Molina.

Relacionados  Turismo inmersivo para disfrutar de la Comunitat Valenciana

Además, Molina ha destacado que después de la pandemia, el sector ha enfrentado «más desgracias provocadas por la administración» que han impedido una plena recuperación, a diferencia de otros sectores. Entre estas desgracias, ha mencionado la regulación para la apertura de locales en València y las restricciones en cuanto a las máquinas recreativas en establecimientos recién abiertos, lo cual «devalúa nuestras inversiones y crea, de hecho, una discriminación entre bares de primera y segunda categoría».

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, ha participado en la inauguración del congreso, al cual asistieron hosteleros y negocios relacionados con el sector. Colomer ha destacado que el turismo y la hostelería pueden contribuir a mejorar la vida de las personas y, en particular, a «mejorar su presente». Además, ha resaltado que la Comunitat Valenciana está experimentando una especie de «edad de oro» en el ámbito gastronómico.

En ese sentido, ha mencionado la importancia de la marca gastroturística L’Exquisit Mediterrani y el nuevo decreto que regula los establecimientos de restauración en la Comunitat Valenciana, según ha comunicado Turisme.

Por último, el responsable de Turisme ha reconocido que el sector de la hostelería enfrenta un gran desafío en cuanto a la falta de personal cualificado y ha expresado su apoyo a seguir insistiendo en la formación, el acuerdo social y la recuperación de la reputación de este sector.