El Consejo Valenciano de Cooperación exige una investigación «inmediata y rigurosa» de la masacre ocurrida en la frontera con Melilla

La declaración asimismo insiste en que se ejerciten "las presiones políticas y económicas que correspondan sobre Marruecos para depurar responsabilidades y asegurar verdad, justicia y reparación para las víctimas".

 

En la asamblea del Consejo, que estaba programado para rendir cuentas sobre las políticas de colaboración de la Comunitat Valenciana en dos mil veintiuno, partidos, ONGD, sindicatos y universidades valencianas han aprobado la declaración sobre lo ocurrido el pasado viernes en la zona marroquí de la frontera con Melilla.

El Consejo Valenciano de Colaboración ha aprobado en su asamblea de este lunes una declaración en la que se demanda una investigación «inmediata y estricta» de la masacre ocurrida en la frontera con Melilla, conforme ha informado la Organizadora Valenciana de ONGD.

Además de esto, solicita la revisión «profunda» de las políticas europeas de protección internacional,

A fin de que se garantice el derecho de asilo y la acogida sin distinción entre personas asiladas de primera y de segunda.

La Organizadora Valenciana de ONGD se ha adherido al manifiesto de la Organizadora de Organizaciones para el Desarrollo, en el que se lamenta la muerte de personas migrantes y asimismo de las fuerzas de orden, se solidarizan con sus familias y demandan una investigación judicial inmediata que dilucide los hechos.

Las ONG que trabajan en la frontera con Marruecos denuncian,

Un incremento de la violencia a causa de la reanudación de la cooperación entre España y Marruecos en materia migratoria y pactos de esta clase contribuyen a acrecentar la violación de los derechos humanos.

Las entidades demandan una investigación «inmediata que aclare lo ocurrido, depure responsabilidades y garantice verdad, justicia y reparación a las víctimas» y que debe efectuar el Gobierno de España, el marroquí y las instituciones internacionales pertinentes.

También, demandan la atención sanitaria conveniente de las personas que han resultado heridas y la garantía plena de sus derechos y una identificación de las personas fallecidas y repatriación de sus cuerpos a sus países de origen, en cooperación con las organizaciones de migrantes.

Las ONG asimismo demandan el fin de las expulsiones en caliente, tal y como viene demandando la ONU a España «de forma reiterada» y que se garanticen «vías legales y seguras, como contempla la legislación internacional en materia migratoria», una revisión de las políticas europeas y alarma sobre los alegatos que consideran «violentas» a quienes migran.

Criminalizar a quien escapa de enfrentamientos y miseria nutre los alegatos de odio y nos lleva a situaciones peligrosísimas. Hacemos un llamamiento a representantes políticos, medios y sociedad en conjunto a promover relatos que respeten los derechos humanos y fomenten la paz. No hacerlo nos lleva a la más pura banalización del mal.

Informan las ONG.