El Consell aprobará este lunes la ley acompañamiento y la reforma fiscal

La reforma tributaria va a tener efectos retroactivos desde el 1 de enero de dos mil veintidós.

 

Así lo ha confirmado el propio ‘president’ a lo largo de su contestación a la síndica del PPCV, María José Catalá, en la sesión de control en Les Corts, donde ha indicado asimismo que en el presupuesto de dos mil veintitrés seguirán «avanzando en la progresividad fiscal». La reforma tributaria, han aclarado desde la Generalitat, va a tener efectos retroactivos desde el 1 de enero de dos mil veintidós, para comenzar a favorecer a las familias desde este año.

También, Puig ha remarcado que el Consell prosigue trabajando para «revertir cara un equilibro interno» para la Comunitat Valenciana en los Presupuestos Generales del Estado y al respeto ha reprochado a Catalá su «cinismo» al «clamar ahora al cielo» pues las presentes cuentas recogen una inversión del nueve con cuatro por ciento al paso que cuando regía el PP rondaban el seis por ciento.

En exactamente la misma línea, ha replicado a la demanda de Catalá de bajar impuestos que donde están a punto de convocar elecciones es en el Reino Unido por el inconveniente ocasionado por su primera ministra, la ‘tatcheriana’ Liz Truss, con «su receta impositiva».

Ahora no se atreven a proseguir defiendo este modelo pues ha sido un descalabro monumental.

Ha espetado al PP.

Asimismo, ha cuestionado «la verosimilitud y seriedad» del PP cuando el veinticuatro de septiembre de dos mil catorce el entonces presidente popular Alberto Fabra anunció que la reforma del IRPF ahorraría ochocientos treinta millones a los valencianos y el cuatro de noviembre su conseller de Hacienda, Juan Carlos Moragues, lo rebajó a doce millones. «Y estaba ahí sentada», ha recordado a Catalá.

En ese sentido, ha criticado que la receta del PP para salir de la crisis ya se vio en dos mil ocho y fue la que aplicaron entre dos mil diez y 2014: «subir impuestos y recortar los servicios públicos«. Por el contrario, ha señalado que la receta de este Gobierno para salir de la crisis son aplicar medidas «siempre y en todo momento en el tope de nuestras competencias» que va siempre y en todo momento «dirigidas a las personas» y «lo primero es revertir los recortes que han hecho a lo largo de tantos años».

Así, ha destacado que gracia a robustecer Estado del Bienestar una familia media se está ahorrando unos trescientos euros en los libros de texto, unos doscientos ochenta euros al mes en la escuela gratuita desde los dos años, cuarenta euros al mes en comedor, doscientos setenta euros en matrícula universitaria, o las ayudas al alquiler y autónomos o la gratuidad de transportes.

En valenciano lo afirmamos muy claro: no hay nada más fuerte que los hechos.

Ha aseverado.

VAN COMO POLLO SIN CABEZA

Por el contrario, la síndica del PP, María José Catalá, ha acusado a Puig de «ir como pollo sin cabeza» y le ha urgido a convocar ya las elecciones. «Como ya tiene la maquinaria electoral preparada no nos lo haga largo», le ha rogado.

Catalá ha empezado su pregunta cuestionado que hace veintitrés días que Puig había anunciado en las Corts su reforma tributaria y que «una vez soltó el titular, se fue». «La carencia de verosimilitud se retrata sola y los valencianos no están para gracietas ni son tontos», ha puesto sobre aviso la síndica, que ha demandado a Puig que «no nos tome el pelo ni diga mentiras» pues,

El Anteproyecto de ley de dos mil veintitrés prevé acrecentar un diez por ciento más a 4.529 tasas a todos y cada uno de los valencianos. Suben impuestos por la puerta de atrás.

Ha recriminado.

A este respecto, ha apuntado 3 «soluciones» para salir de la crisis: le ha vuelto a demandar una bajada de impuestos; ha solicitado una reforma de la financiación a la que «su Gobierno da portazo tras portazo» y solucionar unos Presupuestos Generales del Estado con los que «están con el agua al cuello».

Catalá ha preguntado a Puig «si va a asistir a la manifestación convocada en Alicante y ha pedido que admita los votos del PP para convenir enmiendas que mejoren los presupuestos generales del Estado». «Admita nuestros votos para bajar los impuestos y que no entre el nuevo castigo a azulejeras, industrias y campo turístico», ha señalado.

CAMBIAR DE POSICIÓN
Asimismo sobre la reforma tributaria, la síndica de Cs, Ruth Merino, ha acusado a Puig de «cambiar de posición» al aseverar ya antes de anunciarla que era preciso penalizar a las comunidades que se favorecen del sistema de financiación autonómica.

«La que lió en un rato», ha dicho con respecto a la «guerra» que a su juicio despertó dentro del Partido Socialista el anuncio de la reforma tributaria de Puig, tras lo que ha criticado que «se desdijo al puro estilo Pedro Sánchez».

La portavoz ‘naranja’ ha hecho apreciar que por el momento es una «reforma fantasma» y que, conforme sus cálculos, «su rompedora rebelión fiscal supone de media un ahorro anual de ciento once euros» para cada valenciano, lo que ve como una «limosna». «Ha querido distanciarse de Sánchez, mas no cuela», ha espetado.

Además de esto, ha instado al ‘president’ a no sacar pecho de la gratuidad del transporte público de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) por el hecho de que hay «miles y miles de personas sin cita anterior» para la segunda cita para conseguir el título.

En su contestación, Puig ha asegurado que «en ningún instante» afirmó que la reforma tributaria supondría un «castigo» para la Comunitat, sino el sistema de financiación tenga presente el ahínco de cada autonomía. «Y sobre todo, que tenga presente de verdad lo que aporta cada ciudadano«, ha remarcado.

Ha protegido que la Generalitat acata lo que afirman organismos internacionales como el FMI o el Banco Central Europeo

Peligrosos izquierdistas.

Ha ironizado Puig y ha negado que la Comunitat «vaya mal».

Datos como que somos la CCAA con la tasa más baja de personas en situación de sin hogar levantan la moral de este gobierno.

Ha aseverado.

SALARIOS

Por la parte de Compromís, Papi Robles se ha decantado por una cláusula en la contratación pública a fin de que la administración priorice a las compañías que le pagan mayor sueldo a los empleados, ya que «la gente trabajadora y las familias son las que pagan esa crisis».

Robles ha protegido un acuerdo de rentas «a fin de que la gente cobre más» y ha propuesto «acorazar los servicios públicos siempre y en toda circunstancia». Por esta razón, ha considerado que «no se pueden bajar los ingresos de la administración» ya que son estos los que garantizan los derechos públicos.

En su contestación, Puig ha señalado que es un instante «muy complicado» para las familias que tienen menos ingresos y ha asegurado que el Consell está «determinado a procurar influir para procurar resguardar a las familias».

Por esta razón, ha apostado por un «acuerdo de rentas real» para eludir las «diferencias insolidarias» que «no son asumibles a fin de que se rompa la sociedad». Para Puig, la única forma de acorazar estas cuestiones es que «haya una mayoría progresista«.

EDUCACIÓN

Desde Vox, Ana Vega le ha reprochado al ‘president’ que, a su juicio, infringe el artículo 27.3 de la Constitución, sobre la «libertad de educación«. Así, ha presagiado que esta materia «va a tener mucho que ver en la caída» del Botànic.

En este sentido, ha cargado contra la educación afectivo sexual y ha criticado el «modelo educativo importado de las entrañas del separatismo solo como una mancha en el expediente» de la Comunitat Valenciana.

En su contestación, Puig ha instado a Vega a «leer la Constitución entera, no solo a ratos» y ha señalado que exactamente el mismo artículo que ha convocado habla de enseñar en valores democráticos. Asimismo ha criticado que el «adoctrinamiento» era «la formación del espíritu nacional» que Vox desea «sostener como bien de interés cultural».

El ‘president’ ha señalado que el profesorado valenciano está compuesto por «personas decentes» y «buenos profesionales que no hacen ningún adoctrinamiento». Asimismo se ha preguntado a qué se refiere Vega con «libertad de educación»:

¿Si un padre afirma que no desea que su hijo estudie matemáticas, no estudia matemáticas?