El Consell autoriza las obras en la Vila de Almassora

La reforma de San Joaquín y la plaza de la Iglesia saldrá a licitación este mes

El Ayuntamiento de Almassora ha recibido la autorización de la Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Cultura, para ejecutar las obras de reforma en el casco antiguo de la localidad. La documentación del gabinete autonómico permitirá sacar a concurso público el proyecto de peatonalización durante este mes con un presupuesto cercano a los 500.000 euros.

El consistorio atenderá la sugerencia de la Generalitat en cuanto al uso de materiales, de manera que ha modificado la tipología elegida en un primer momento por una que encaja mejor con la imagen global del entorno. No en vano, el permiso autonómico es necesario al tratarse de un proyecto integral en un barrio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), hecho que ha retrasado la licitación del proyecto.

Éste saldrá a concurso público antes de que acabe el mes por un presupuesto próximo al medio millón de euros para que durante el verano puedan comenzar las obras en el casco antiguo. En este sentido, el pliego de condiciones obligará a la adjudicataria a ejecutar los trabajos dejando libre la zona para la celebración de la semana de fiestas patronales. De esta forma, la empresa que gane el concurso tendrá que ajustarse al calendario para que la intervención en la calle San Joaquín y la plaza de la Iglesia no impida la celebración habitual de los eventos festivos.

La mitad del presupuesto reservado en 2019 para estas obras lo pagará el Ayuntamiento de Almassora con fondos propios y el 50% restante formará parte de la subvención de la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). El primer tramo de reforma será el que conecta el Raval de la Trinidad con la iglesia de la Natividad por la calle San Joaquín, tal como conocieron los residentes en la reunión celebrada el pasado verano en el Museu Municipal de la calle San Vicente. La actuación pretende priorizar al peatón frente al tráfico rodado y poner en valor el barrio.

Por este motivo, el consistorio habilitó meses atrás un solar como zona de aparcamiento gratuito al aire libre junto al espacio Darremur Orgànic, en la calle Lledoner. La parcela, de 781,06 metros cuadrados, permite el estacionamiento de hasta 32 plazas vehículos a la espalda de la Casa de la Música y el colegio Cardenal Cisneros. De igual forma, habilitó dos tramos de parking en cordón para 14 vehículos en la avenida de Burriana, en las inmediaciones de la Vila.

Oficina de Rehabilitación

El Museu Municipal, ubicado en la calle San Vicente, ha reabierto la Oficina de Rehabilitación para ofrecer el servicio gratuito de asesoría a la ciudadanía a la hora de solicitar ayudas o interesarse por la normativa de accesibilidad de edificios. Es necesario pedir cita previa en el Servicio de Información y Atención Ciudadana (SIAC) para concertar cita los martes o jueves de 12 a 14 horas.

Deja un comentario