El Consorcio de Bomberos renueva sus acuerdos con Emergencias de la Generalitat para mejorar el servicio de extinción y prevención de incendio

La asamblea general da luz verde por unanimidad a la reedición de ambos convenios que permitirán a la provincia contar con más presupuesto para afrontar episodios de fuego

El Consorcio Provincial de Bomberos ha aprobado esta mañana en asamblea general la renovación de los dos convenios de colaboración que el ente dependiente de la Diputación mantiene con la Agencia Valenciana de Seguridad y Emergencias. La reedición de estos acuerdos se traducirá en un aumento de los medios materiales y humanos disponibles para las tareas de extinción y prevención de incendios forestales en las comarcas de Castellón. Esto será posible gracias a la transferencia ‘extra’, por parte de la Generalitat, de dos millones de euros al Consorcio castellonense, que completarán el presupuesto del organismo que este año supera los 20 millones de euros.

El presidente de la Diputación, José Martí, ha remarcado en la sesión que «el entendimiento entre instituciones es el camino para progresar en servicios y prestaciones» y ha agradecido a la administración autonómica que «ponga ante todo la mejora de los servicios públicos castellonenses con una mayor financiación».

Ambos convenios han recibido luz verde por unanimidad de los asistentes. De ellos, el primero garantizará la prestación del servicio de extinción de incendios forestales con más presupuesto. La financiación de este convenio provendrá por dos vías, según ha explicado el diputado de Bomberos, Abel Ibáñez: «Este año hemos conseguido que la Generalitat aumente hasta el millón de euros su aportación, lo que son aproximadamente 380.000 euros más que el pasado año, mientras que la Diputación asumirá un complemento de 300.000 euros».

El otro acuerdo pendiente de firma y que ha recibido hoy el aval de la asamblea hará posible la puesta en marcha de las brigadas profesionales de mitigación, que desde este año serán asumidas por Tragsa «al ingresar la Diputación en su accionariado». Al no tener que contratar el servicio «ganaremos en agilidad y eficacia».

Estos batallones actuarán durante los meses de otoño, invierno y primavera en la limpieza de zonas de alto riesgo de fuego cercanas a núcleos habitados para preservar la seguridad de la ciudadanía en la temporada de incendios. El coste de este servicio también se dividirá entre la Diputación y la Generalitat Valenciana, las que tendrán que abonar 945.000 euros cada una de ellas.

Ibáñez ha destacado que «es una buena noticia para Castellón contar con un consorcio de bomberos cada vez más equipado y con mayor personal porque eso se traduce en respuestas más eficientes ante incidencias».

El órgano deliberativo del Consorcio ha aprobado también la adhesión de la Pobla de Benifassà a Protección Civil. De este modo podrán recurrir en los cuerpos de voluntarios y hacer uso de todo el material siempre que lo requieran.

Deja un comentario