El Consorcio río Mijares retira flora exótica del Paisaje Protegido de la Desembocadura

El servicio de mantenimiento ha quitado una veintena de yucas que crecían en la ruta conocida como Camino del Agua
El Consorcio gestor del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Burriana, Almassora, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana, a través del servicio de mantenimiento ha retirado unos 20 ejemplares de yuca ( Yucca sp.) del margen derecho del río Mijares. Estas plantas exóticas, muy utilizadas en jardinería y originarias de parajes cálidos y desérticos tanto de Sudamérica, Centroamérica como de Norteamérica y las islas del Caribe, crecían libremente en el Paisaje Protegido de la Desembocadura. Las plantas se habían aclimatado en un espacio concreto del llamado Camino del Agua, en el término de Vila-real, concretamente entre el molino del Terraet y el azud comunitario de Almassora. El servicio de mantenimiento ha tenido que utilizar herramientas y trajes especiales para arrancar los ejemplares del paraje, ya que las hojas suculentas de estas plantas terminan en espinas bastante duras y capaces de producir heridas. Los operarios han arrancado de raíz todos los ejemplares presentes, muchos de ellos se habían convertido en plantas adultas con una altura superior a los 2 metros.
Un arbusto abundante en América pero exótico en el Mijares
La yuca es un arbusto perenne de la familia agavaceae muy abundante en todo el continente americano. Existen más de 50 variedades diferentes. Llegaron a España, como muchas otras especies alóctonas, para ser cultivadas y vendidas como plantas ornamentales. Desgraciadamente algunas de estas plantas exóticas como la yuca, el miraguano falso ( Araujo sericifera), el ágave ( Scyphophorus acupunctatus) o la dañosa caña ( Arundo donax) crecen al Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares. El servicio de mantenimiento las va retirando poco a poco a lo largo del año pero hay que tener en cuentan que muchas de estas especies tienen una capacidad de regeneración extraordinaria. Sin duda la más dañina y perjudicial es la caña común que ha llegado a colonizar todos los ecosistemas fluviales del área mediterránea. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) la ha incluido en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Deja un comentario