El enlace de la CV-10 con la CV-17 en Castelló se habilita para uso de vehículos compartidos

Los trabajos han contado con una inversión de la Generalitat de ciento noventa mil euros y han consistido en la adecuación y pavimentación de una parcela que no tenía ningún uso productivo, para transformarla en un aparcamiento para automóviles de alta ocupación de alrededor de mil setecientos metros cuadrados.

 

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha habilitado un nuevo parking para el uso de vehículos compartidos al lado de la rotonda del enlace de la CV-10 con la CV-17 en Castelló. A este respecto, la responsable del departamento, Rebeca Torró, ha señalado,

El enorme resultado que tienen las zonas habilitadas por la Generalitat para facilitar el uso compartido de vehículos privados.

En su visita a esta nueva zona de aparcamiento, la titular de Movilidad ha indicado que «estas actuaciones tienen como principal objetivo promover el uso más eficaz del vehículo privado y favorecer una movilidad menos contaminante y más afable con el medioambiente».

Como ha explicado la consellera, «el uso compartido de turismos se está comenzando a implantar y poquito a poco se irá incorporando como una alternativa más de transporte útil, práctica y económica, sobre todo para ir al sitio de trabajo«.

Tras el éxito que ha tenido la zona de parking al lado de la CV-10, en el término municipal de Borriol, la Conselleria ha ejecutado esta zona de aparcamiento asimismo al lado de la CV-17 para seguir habilitando lugares seguros y ordenados donde se puedan compartir los automóviles a fin de que sirvan, además de esto, de zonas de reposo en el caso de necesidad.

Conforme ha señalado Rebeca Torró.

Para la consellera, se trata de crear las infraestructuras precisas a fin de que la ciudadanía pueda rentabilizar mejor sus medios de transporte y, a la vez que se promueve una movilidad más sostenible, se apoya una medida de ahorro «ante el aumento en los costes de los carburantes».

TRABAJOS

Los trabajos, que han contado con una inversión de la Generalitat de ciento noventa mil euros, han consistido en la adecuación y pavimentación de una parcela que no tenía ningún uso productivo, para transformarla en un aparcamiento para automóviles de alta ocupación de alrededor de mil setecientos metros cuadrados, como en la disposición en su interior de elementos de señalización y balizamiento y de una red de iluminado. La actuación se completará con el acondicionamiento de otros mil trescientos metros cuadrados destinados a zona verde y de esparcimiento.

La pavimentación de la parcela se ha efectuado con asfalto semicaliente, como medida para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, con la consecuente reducción del gasto de comburente y, por lo tanto, de emisiones al medioambiente y de costos de transporte para los usuarios y usuarias.

La CV-10 es parte integrante de la Red Básica de Carreteras de la Comunitat Valenciana y forma un eje vertebrador de la provincia de Castellón y al lado de la autovía A-7, de toda la Comunitat. Esta carretera, que recorre de sur a norte la provincia de Castellón, comunica la A-7 en la Vilavella con la N-232 en la Jana, y con la CV-17  por medio de un enlace que es uno de los primordiales puntos de acceso y salida de la urbe de Castelló.

La CV-10, con una Intensidad Media Diaria (IMD) de 23.764 automóviles al día y un 17,2 por ciento de vehículos pesados en las cercanías de la actuación, es habitualmente empleada como vía de acceso al punto de trabajo en recorridos de medio-largo recorrido entre las provincias de Castellón y Valencia.