El Gobierno Municipal presume de su gestión de la pandemia

El equipo de gobierno destaca los 11,5 millones en ayudas directas e indirectas y el refuerzo en las políticas sociales y de recuperación económica

Mañana se cumple un año de la declaración del primer estado de alarma por el coronavirus. Doce meses de gestión de una pandemia durante los que el Ayuntamiento de Castellón ha trabajado para dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía y paliar la crisis social y económica derivada de la emergencia sanitaria. Un año que se cumple justo el día que hubieran terminado las fiestas de la Magdalena, que han vuelto a ser suspendidas como ya ocurrió en 2020 apenas tres días antes de la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno central.

“Se cumple un año del estado de alarma por la pandemia, un año muy duro, que ha supuesto un gran desafío para la sociedad en su conjunto. En este tiempo el Ayuntamiento de Castellón ha tenido que gestionar en nuestra ciudad una crisis inédita, y lo hemos hecho reforzando las políticas sociales y de recuperación económica, con ayudas directas, medidas fiscales y servicios públicos para apoyar a quienes más sufren la crisis derivada de la covid-19”, ha valorado la alcaldesa, Amparo Marco.

“El Ayuntamiento ha estado y seguirá estando al lado de la ciudadanía, vecinos y vecinas a quienes quiero agradecer la comprensión, la solidaridad y la responsabilidad demostradas al cumplir las restricciones. Muy especialmente quiero reconocer este esfuerzo a los más pequeños, las niñas y niños de Castellón que han sido ejemplo soportando meses de confinamiento y cumpliendo con las medidas preventivas para proteger la salud de todos y todas”, ha valorado Marco. “La vacunación abre una puerta a la esperanza, pero no hay que bajar la guardia y hay que seguir aunando esfuerzos para evitar la propagación del virus y superar la pandemia. Desde el Ayuntamiento continuaremos trabajando para ser el motor de la recuperación social y económica y para impulsar proyectos como el Plan General, que será tractor de inversiones y generador de nuevas oportunidades”, ha resaltado Marco.

El segundo teniente de alcaldía, Ignasi Garcia, ha recordado que “esta alerta sanitaria nos sorprendió a la gran mayoría de nosotras y nosotros y tuvimos que trabajar intensamente para dar respuestas en una situación de incertidumbre que no sabíamos cuánto iba a durar”. También ha señalado que la crisis sanitaria nos ha servido para “dar valor a trabajos esenciales como las cuidados a personas dependientes y a la infancia y los que hacen los servicios de limpieza y recogida de residuos”. Garcia, titular del área de Atención Ciudadana, ha asegurado que “hemos invertido muchos esfuerzos para estar ahí cuando la ciudadanía de Castellón ha necesitado a su ayuntamiento y para avanzar en la digitalización y la simplificación de los trámites, un camino que ya habíamos iniciado y que esta contexto sociosanitario nos ha permitido consolidar”. Además, ha destacado el trabajo hecho durante todo este tiempo por el servicios sociales y el Servicio de Igualdad de Oportunidades (SIO) en la atención a las mujeres, especialmente a las víctimas de violencia de género.

En cuanto a los centros escolares y de secundaria, ha reconocido los avances hechos por Educación para que “las aulas sean un espacio seguro y cerrar la brecha digital”, objetivos en los que consistorio y Conselleria han trabajado unidos. “Es importante que no olvidemos esto y continuemos defendiendo unos servicios públicos de calidad y con recursos que puedan ofrecer la atención que estas situaciones excepcionales requieren”, ha apuntado Garcia.

Por su parte, el tercer teniente de alcaldía, Fernando Navarro, ha afirmado que “hace justo un año la peor pandemia en un siglo nos sorprendía y nos indicaba la necesidad de cambiar nuestros hábitos y repensar la sociedad hacia modelos más solidarios y sostenibles. Este año se ha puesto de relieve la importancia de los servicios públicos, de las políticas de cuidados y la conciliación, y del papel indispensable de nuestras sanitarias y sanitarios”. “La sociedad ha visto también la importancia de nuestra agricultura y ganadería, de la soberanía alimentaria, de lo esenciales que son nuestros productores y productoras para alimentarnos y proteger el territorio», ha explicado.

Asimismo, Navarro ha subrayado el esfuerzo del gobierno municipal en intentar ayudar a las familias y a los sectores afectados por la pandemia, con 11,5 millones en ayudas directas e indirectas, o con más de 1.000 atenciones desde la Oficina Municipal de Vivienda en asesorar en las medidas de apoyo a la vivienda. Además, ha resaltado que se trabaja para empujar a una reactivación económica que ponga en valor la conservación del territorio, su agricultura y ganadería, la transición energética, la rehabilitación sostenible o los cuidados. “Políticas que propicien una sociedad más solidaria y humanizada y garanticen un reequilibrio ambiental que evite futuras pandemias”, ha dicho.

Medidas para la recuperación y reactivación de la ciudad

El Ayuntamiento ha demostrado su esfuerzo para contribuir a la recuperación de la ciudad con los 11,5 millones de euros en ayudas directas e indirectas para los sectores más afectados por la pandemia, con la aplicación de medidas fiscales, el aumento de la inversión en emergencia social y el impulso a acciones que fomentan la generación de puestos de trabajo y la contratación pública con autónomos y pequeñas y medianas empresas (Pirecas y Plan Contrata). Una cuantía que ahora se reforzará con otros 5,5 millones de euros  a través del Plan Resistir, cuyo plazo de solicitud de ayudas ya está abierto.

En el balance del primer año de pandemia, desde el equipo de gobierno también se quiere poner en valor la labor de la policía local, bomberos y protección civil y de todo el personal municipal que ha estado al frente de áreas cruciales en la gestión de la crisis sanitaria, como Bienestar Social, Gente Mayor o Igualdad. Además del resto de servicios  municipales que ayudan a adaptar la ciudad a las necesidades de la emergencia sanitaria con labores de desinfección, peatonalización de calles para proporcionar espacios más amplios para el tránsito, creación de entornos escolares seguros o tramitación de ayudas para los sectores más afectados por la crisis social y económica.

Asimismo, cabe destacar el esfuerzo e implicación demostrado por las reinas y sus cortes, los pregoneros y el resto de colectivos del ‘món de la festa’, por su respaldo y comprensión al tener que suspenderse las fiestas fundacionales dos años consecutivos y especialmente por la responsabilidad demostrada en esta última semana.

El Gobierno municipal resalta también la gestión del Centro de Coordinación Operativa Municipal (Cecopal) como órgano de coordinación de la emergencia que, ante los altos índices de incidencia acumulada de los últimos meses, ha tomado medidas de prevención que, junto a las restricciones de ámbito autonómico, han contribuido a doblegar la curva y a bajar día a día los niveles de contagios.

Deja un comentario