El lunes comienzan las obras de la Plaza de la Paz de Castellón

Incorporará elementos para sumar atrayente y funcionalidad como una fuente tipo géiser. La primera edila resalta que la actuación está cofinanciada con fondos europeos y transformará este área en un espacio “más verde, afable y moderno”.

 

Las obras de reforma y adecuación de la plaza de la Paz para convertirla en un espacio más accesible, más verde, que dé más protagonismo al viandante y que fomente el uso de transportes blandos comenzarán este lunes con la retirada de parte de mobiliario urbano en el entorno de la citada plaza.

El proyecto de rehabilitación cuenta con una inversión de ochocientos treinta y cuatro mil euros y es una de las actuaciones impulsadas en Castelló merced a la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Consistorio. El plazo de ejecución está previsto en diez meses.

La primera edila de Castelló, Amparo Marco, ha puesto en valor esta intervención en uno de los entornos más identificativos de la ciudad con la meta de amoldarlo a las nuevas necesidades urbanas.

La futura plaza de la Paz va a ser una plaza más accesible, más verde, más afable y que sostendrá todos y cada uno de los elementos simbólicos para mantener su esencia.

Conforme ha indicado Marco.

Además de esto, ha señalado que “con esta reforma se resolverán ciertas deficiencias como la carencia de permeabilidad en la circulación de los viandantes, ahora complicada por unas jardineras que rodean la plaza y que impiden la libre circulación de las personas”.

Marco asimismo ha remarcado que, tras la reforma, “la plaza de la Paz va a ser un espacio más moderno y humano, que contribuirá a reducir la huella de carbono al promover la circulación de las personas y fomentar el uso de transportes blandos”.

Cabe rememorar que el proyecto que arranca este lunes incluye propuestas ciudadanas recogidas a través del proceso participativo efectuado. Entre las modificaciones se incluye la integración del carril bicicleta previsto en un inicio en la zona de la plaza en el vial de circulación como ciclocalle, que se transformará en plataforma única. Al sustituir este carril bicicleta por una ciclocalle se aumenta el ancho de acera que une las calles Asensi y Escultor Viciano y asimismo levemente el paso peatonal de la plaza, y se garantiza del mismo modo la conexión con el eje corredor entre Herrero y Gasset.

Tras la rehabilitación, se sostiene la restricción del paso de automóviles en el tramo de calzada que conecta la calle Herrero con la calle Mayor a un solo carril, en frente de los dos actuales.

El proyecto final contempla asimismo un cambio en el modelo de bancos previsto, que incorporan respaldo y apoyabrazos en el porcentaje determinado por la normativa de accesibilidad. Además de esto se traslada el parking de bicis proyectado en la plaza, situándolo después de la bancada de bicicas en la calle Gasset.

La accesibilidad se acrecentará merced a la sustitución de las presentes jardineras elevadas, que cierran la plaza y obstruyen el tránsito de personas, por otras integradas en el pavimento y niveladas a la superficie, produciendo un área abierta sin reducir las zonas verdes.

La rehabilitación incorporará en este céntrico y simbólico espacio un diseño más abierto, con un gran protagonismo de la cerámica, que se usará para renovar el pavimento e inyectará uniformidad estética a la plaza y sus aledaños. Además de esto, y conforme con los informes de la dirección de Urbanismo, se mantiene el pavimento de piedra natural existente en la acera frente al Teatro Principal y se va a levantar y pondrá un nuevo pavimento de adoquín de piedra natural en la zona de tráfico en la prolongación de la calle Falcó.

La renovada plaza de la Paz incorporará elementos para sumar atrayente y funcionalidad como una fuente tipo géiser. Asimismo se situarán jardines verticales, se van a mejorar las zonas de reposo y la iluminación y se prevé un sistema de drenaje sostenible.