El Momento Actual


Vivimos una época de incomunicación. La comunicación entre las personas se ha bloqueado. El ser humano es comunicador, social y relacionante.

Sin embargo, la gente hoy cuando puede habla de soledad.
La amistad desaparece o se cotiza a precio de quilates de oro.
Las parejas explotan en parejas cambiantes.
El individuo aunque se encuentre con mucha gente alrededor o diga que “tengo muchos amigos ” se siente solo.
Nadie lo llama y él no llama a nadie.
La familia tal y como la entendemos comienza a dejar de existir.
La expresión se reduce al mínimo a todos los niveles ocurre esto, por pintar una fachada con una imagen, por pegar unos carteles , por colgar una pancarta ya hay conflicto.
Las opiniones no sirven y mucha gente comienza a preguntarse dónde está la democracia de la que tanto se habla.
En algunos lugares los militares cuando opinan son escuchados atentamente y los medios los acogen sin más sus alocuciones sobre temas importantes del país.
En algunos lugares hay recursos y economía suficiente pero en otros la situación es desastrosa.
En muchos lugares las poblaciones sufren horrores para no morirse de hambre.
El sector de comerciantes y empresarios comienza a darse cuenta de que no dispone de real autonomía sino que forma parte de una cadena.
A los negocios pequeños el sistema todavía les deja un pequeño hueco para desarrollar su humilde actividad , por ahora.
No son buenos augurios para el ser humano actual, sin embargo alguna gente que ya comienza a moverse por otros valores y con una nueva sensibilidad ya está por a poco emergiendo , todo muy lentamente , como cuando comienza a aparecer una nueva especie.

Deja un comentario