El nuevo Plan Provincial Contra los Mosquitos de la Diputación contempla un incremento de las actuaciones terrestres del 30% al pasar de las 300 de 2021 a 390 en 2022

El presidente José Martí explica que para ganar en eficacia también se realizarán dos vuelos al año con helicóptero y se mejorará la coordinación con los ayuntamientos

La Diputación de Castellón ha mejorado de forma significativa el Plan Provincial Contra los Mosquitos, una vez vencidos los contratos que sacó a licitación la administración anterior. La Junta de Gobierno ha aprobado los cuatro lotes con las nuevas adjudicaciones que servirán para racionalizar el funcionamiento incrementando un 30% el número de jornadas de tratamiento terrestre, que si en 2021 fueron 300 en 2022 alcanzarán la cifra de 390. Además, se reducirá de forma significativa el coste del programa, fundamentalmente el de los dos vuelos con helicóptero que se realizarán cada año para la aplicación tratamientos aéreos. Gracias a las bajas lógicas en los procesos de licitación, el coste del nuevo plan será de 630.348 euros por año, cantidad que supone un ahorro para las arcas provinciales de alrededor del 35% En principio, las adjudicaciones tendrán una duración de dos años, prorrogables año a año hasta completar un máximo de cinco anualidades.

Con la puesta en marcha del nuevo plan, las comarcas de Castellón verán incrementada su protección ante futuras plagas de dípteros al programarse un aumento de controles y fumigaciones. Para conseguirlo se han adjudicado cuatro lotes: tres de índole geográfica (norte, centro y sur de la provincia) y un cuarto que hace referencia a los tratamientos aéreos con helicóptero.

Según ha explicado el presidente José Martí, «se trata de una reformulación del Plan Provincial Contra los Mosquitos, que se realiza siguiendo las indicaciones del equipo técnico de la Diputación, para conseguir una mayor eficacia, fundamentalmente en verano, que es la época del año en la que se producen más molestias». La redacción de los nuevos pliegos de licitación incluyen condicionantes con los que se pretende mejorar las coordinación entre las distintas administraciones implicadas en la batalla contra los mosquitos. «Se busca la máxima eficacia para afrontar una realidad que resulta muy molesta para la ciudadanía y para los turistas que visitan la provincia y que guarda relación con el proceso de cambio climático en el que estamos inmersos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *