El “Pacto de Grao” sigue empeñado en imponer “su” PGOU antes de las elecciones

Carrasco: “El Plan General que PSOE, Compromís y Podemos pretenden aprobar “in extremis”, en plena campaña electoral, es un atraco a los castellonenses”

Para la portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, el documento urbanístico hipoteca el futuro de Castellón, frena su desarrollo de gran ciudad y no genera oportunidades, “Es un regreso al pasado, un retroceso, una involución que los propios vecinos no están dispuestos a permitir y por eso lo han llevado a los tribunales

Ante la vulneración de derechos a los vecinos de Crémor o la Marjalería, a quienes el gobierno municipal ha desestimado la gran mayoría de sus alegaciones al Plan General, la portavoz y candidata del PP a la Alcaldía, aboga por una tramitación del Plan General consensuada y con visión de futuro “que no enjaule el urbanismo y que fomente la creación de empleo“

Para la portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, el atropello que pretende perpetrar el gobierno municipal de PSOE y Compromís con el apoyo de Castelló en Moviment-Podemos, al tratar de aprobar “in extremis” su Plan General, en plena campaña electoral y sin haber resuelto las más de mil alegaciones, “es un atraco a los castellonenses que va a hipotecar el futuro de Castellón”. Así se ha referido la portavoz popular y candidata a la Alcaldía de la ciudad de Castellón, tras reunirse con la asociación de Vecinos de la Marjalería una de las afectadas por un modelo urbanístico de ciudad que socialistas, nacionalistas y Podemos han blindado a su antojo.

Carrasco vuelve a denunciar el ninguneo de la alcaldesa Amparo Marco hacia los 5.000 vecinos que residen en la Marjalería, a quienes el Plan General condena a la ilegalidad de muchas de sus viviendas. Ante el descontento generalizado por haber desestimado sus alegaciones o no haber obtenido respuesta de las mismas, Begoña Carrasco, defiende  un Plan Especial para la Marjalería adaptado a la nueva realidad.

Los populares -que vienen alertando del regreso al pasado que va a suponer un Plan General que enjaula el urbanismo de Castellón,- se han posicionado del lado de los vecinos de la Marjaleria, al constatar que dicho documento vulnera sus derechos y que su tramitación, “de prisa, en tiempo de descuento y con un marcado carácter electoralista, va a condenar a nuestra ciudad a una involución sin precedentes e impropia de una gran capital de provincia, como es la nuestra, lastrando la generación de oportunidades y la creación de empleo”, señala Carrasco.

Cabe recordar que asociaciones de vecinos como Crémor ya han anunciado que van a llevar el Plan General ante los tribunales, por ningunear los derechos de quienes cuentan con una vivienda en propiedad en zonas sensiblemente afectadas por la nueva catalogación del suelo que impone el gobierno bipartito con el apoyo de Podemos.

Asimismo, y desde una perspectiva coherente y de sentido común, “la planificación urbanística que va a decidir el crecimiento de Castellón de los próximos 20 años, bien merece un consenso amplio, que pasa por resolver las más de mil alegaciones presentadas por los vecinos, empresas o colegios profesionales, entre otros agentes, y no la opacidad y unilateralidad por la que ha optado el gobierno de Amparo Marco. Marco intenta aprobar a toda costa y, por la puerta de atrás, un Plan General que va a enjaular el urbanismo, sin márgenes de crecimiento, y lo que es peor, reduciendo en un 70% el suelo industrial, impidiendo que se asienten nuevas empresas y, por tanto, impidiendo la creación de empleo”, señala la alcaldable, Begoña Carrasco.

La apuesta del Partido Popular en materia económica y de competitividad pasa por la aprobación de un Plan General del siglo XXI, que sitúe a Castellón en centro de inversión, capaz de atraer nuevas empresas con las que generar oportunidades de progreso, favoreciendo que en las zonas periféricas del término municipal exista una importante actividad industrial.

Deja un comentario