El pleno aprueba el pago de 156.000 euros para garantizar el servicio del autobús urbano y la media hora gratis del parking

El alcalde defiende que se trata de servicios públicos “esenciales” para la ciudad y recuerda que el equipo de gobierno está trabajando para regularizar la prestación de ambos que se heredó de la etapa del Partido Popular sin contrato

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Vila-real ha aprobado el pago de 156.378 euros de facturas correspondientes a dos servicios públicos “esenciales” como el nuevo autobús urbano gratuito y la media hora gratis del aparcamiento de la plaza Mayor que en su día se acordó con la empresa concesionaria para dinamizar la actividad comercial. La sesión plenaria extraordinaria ha avalado, con los votos a favor del equipo de gobierno de PSPV y Unides Podem, y el voto en contra de Partido Popular, Compromís, Ciudadanos y VOX, el pago de esta cantidad que, tal y como ha explicado el alcalde y responsable de Hacienda, José Benlloch, corresponde a facturas pendientes de 2018 de dos servicios públicos “esenciales para la ciudad” que son además “especiales” ya que por sus características no se pueden prestar en libre competencia.

Benlloch ha detallado los motivos de la necesidad de aprobar de manera urgente este pago antes del 31 de diciembre puesto que, de no ser así, se produciría “un retraso de varios meses que perjudicaría a las empresas concesionarias, que podrían solicitar incluso intereses de demora al consistorio”. El primer edil ha reconocido que se trata de dos servicios que se prestan en unas condiciones excepcionales ya que “fueron heredados del gobierno del PP sin contrato”. Esta situación, unida a otras circunstancias como los cambios legislativos o las dificultades económicas del Ayuntamiento, ha complicado poder regularizar administrativamente la prestación de ambos servicios aunque Benlloch ha insistido en que “estamos trabajando y esperamos que en este 2020 se pueda solucionar favorablemente”. Mientras, la única vía para poder pagar estas facturas pendientes es el reconocimiento extrajudicial de crédito, tal y como ha explicado el munícipe.

El alcalde ha insistido en que la cantidad que se abona de esta manera supone únicamente un 0,2% del presupuesto municipal y “los informes acreditan que los trabajos se han realizado, las facturas están firmadas por los técnicos y no se ha producido ningún enriquecimiento por parte de las empresas”. Pese a todo, ha subrayado que desde el equipo de gobierno “sabemos que se tiene que regularizar y estamos trabajando en ello”, aunque también ha recordado que “el municipio de Vila-real no es una excepción en las dificultades para cumplir la nueva legislación, ya que hasta 118 ayuntamientos de la provincia tienen reparos a sus gastos por parte del departamento de Intervención municipal”.

Respecto a los dos servicios, Benlloch ha recordado que el acuerdo por el que el Ayuntamiento asume el coste de la media hora gratis del parking de la plaza Mayor se incluyó en la concesión del aparcamiento aprobada por el anterior gobierno del PP. Este acuerdo finalizó en 2008 pero desde entonces “se siguió pagando y cuando nosotros entramos en 2011 en el gobierno consideramos interesante continuar con esta apuesta por la promoción del comercio. Si no se ha regularizado la situación hasta ahora es porque hemos requerido en varias ocasiones a la empresa pero ha cambiado de manos hasta tres veces y aún no hemos logrado un acuerdo”, ha admitido el alcalde.

Respecto al autobús urbano, Benlloch ha recordado que,  nivel administrativo, también es una “realidad heredada de la etapa del PP” y ha avanzado que “tras el éxito del programa piloto del autobús gratuito ‘Groguet’, ya estamos trabajando en una plica por valor de 500.000 euros, que se aprobará en cuanto entre en vigor el nuevo presupuesto, para licitar el contrato y garantizar el servicio con vehículos más sostenibles y otras mejoras”.

Deja un comentario