El PP acusa a Amparo Marco de estar más preocupada de la Cruz de Ribalta que del patrimonio municipal

Carrasco: “El gobierno de Marco está más pendiente de derribar cruces que de proteger el patrimonio cultural artístico”

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, denuncia que el equipo de gobierno que lidera la alcaldesa Amparo Marco esté obcecado con quitar la Cruz del Ribalta, que desde 1979 rinde homenaje a todas las víctimas de la violencia, mientras descuida el patrimonio cultural de la ciudad. “Sigue abandonada la Villa Romana del camino Vinamargo y ahora borran un mural de Ripollés, pintado hace más de 40 años, que hasta ahora formaba parte de las 200 piezas que conforman el Museo al Aire Libre. “La semana pasada exigimos responsabilidades al gobierno ante esta barbaridad que supone un ataque al patrimonio cultural artístico de todos los castellonenses”, dice.

“Hoy en comisión informativa hemos preguntado si se ha abierto o se va a abrir una investigación interna para analizar esta barbaridad, que no deja de ser una evidencia más del desgobierno que hay en la ciudad. Compromís culpa al PSOE del borrado de la obra de arte en una fachada medianera de la plaza de la Paz y al revés, sin que nadie asuma responsabilidades. También hemos preguntado si el tripartito tiene intención de actualizar la web municipal de Turismo, porque ahora mismo promocionan lo que ellos mismos han hecho que desaparezca para siempre”, añade.

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, denuncia que el equipo de gobierno que lidera la alcaldesa Amparo Marco esté más pendiente de derribar cruces, que de proteger el patrimonio cultural y artístico que pertenece a todos los castellonenses. “Siguen obcecados en quitar la Cruz del Ribalta, que fue resignificada en el 1979 y desde entonces rinde homenaje a todas las víctimas de la violencia, mientras descuidan la protección del patrimonio que es de todos y la prueba es que tienen abandonada la Villa Romana del camino Vinamargo que prometieron inaugurar en el 2018 y ahora permiten que se borre de un plumazo obras monumentales de incalculable valor artístico”, explica Carrasco refiriéndose al borrado de un mural del artista internacional Juan Ripollés en una fachada medianera de la Plaza de la Paz, que hasta hace escasas semanas formaba parte de las 200 piezas del Museo al Aire Libre de la ciudad.

La portavoz de los Populares recuerda que la semana pasada su grupo ya exigió responsabilidades al gobierno municipal “ante este hecho que supone un ataque al patrimonio cultural y artístico de todos los castellonenses”. “Hoy hemos vuelto a insistir en la comisión informativa del lunes, que nos permite interpelar directamente al gobierno municipal, a quien le hemos preguntado si se ha abierto o se va a abrir una investigación interna para analizar esta barbaridad que ha causado un daño irreparable y de la que hablan todos en Castellón, porque ni siquiera se ha informado al artista quien dice sentirse vilipendiado y perseguido por un gobierno municipal que no tiene ningún interés en proteger sus obras, que al fin y al cabo son patrimonio de todos los castellonenses”, añade.

Para Carrasco esta forma de actuar que tiene el gobierno de Amparo Marco, no deja de ser una evidencia más del desgobierno que hay en la ciudad. “Compromís, que lleva el área de Cultura, culpa al área de Urbanismo que dirige el PSOE del borrado de esta monumental obra de arte, de 600 metros cuadrados, y ubicada en pleno centro de Castellón, y al contrario. Unos por otros y nadie asume responsabilidades. Quienes se erigen en defensores de la cultura, resulta que no hacen nada por preservarla, porque las reparaciones de humedades en la fachada que han provocado que la obra desaparezca para siempre, se podrían haber llevado a cabo igualmente conservando el mural, como se ha hecho en otras ocasiones no echando a perder el trabajo y el incalculable valor artístico de la obra, el daño causado es irreparable”.

Los Populares también han preguntado si el gobierno municipal de PSOE, Compromís y Podemos tiene intención de actualizar la web municipal de Turismo, porque “ahora mismo promocionan lo que ellos mismos han hecho que desaparezca para siempre”, añade.

“De nuevo se pone de manifiesto un gobierno dividido inservible para la ciudadanía, en lugar de velar por defender y proteger el interés general, cada uno de los grupos que conforman el gobierno de esta ciudad velan por su propio interés partidista, pagando los castellonenses las consecuencias de su división interna y mala gestión diaria”, apunta Carrasco.

En el mes de mayo los Populares ya instaron a proteger otras obras del artista Juan Ripollés, que forman parte del patrimonio artístico de la ciudad y que continúan abandonadas en el edificio de Tetuán XIV. Concretamente en referencia a las palomas de la escultura de la paz, homenaje a las víctimas del terrorismo que preside la rotonda de acceso sur con la carretera de Almassora. O obras como la escultura de la fuente multicolor en la plaza Huerto Sogueros, cuya falta de mantenimiento hace que presente un estado muy deteriorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *