El PP acusa al alcalde de Nules de proponer saltarse la ley para pagar servicios que contrató sin dinero

CeN lleva a la ruina económica al ayuntamiento e Intervención advierte que es necesario un presupuesto para sufragar un déficit de 1,3 millones de euros

El alcalde de Nules demostró este jueves en pleno que sigue creyendo que saltarse la ley es la única salida para pagar a los cientos de proveedores que contrató hace más de un año sin tener dinero. Su decisión, reconocida en un informe de Intervención, de actuar al margen de la ley contratando prestaciones sin tener la debida partida presupuestaria ha derivado en una ruina económica para el municipio que ahora desea resolver al margen de la legalidad vigente.

“Nos tendrán a su lado para salir del caos que han generado de acuerdo a la normativa vigente. De modo que se pueda pagar, de acuerdo a ley, a las víctimas de esta política irresponsable que durante años hemos estado denunciando”, ha señalado la portavoz del PP en Nules, María Victoria Marzal. “No apoyaremos a un alcalde que gobierna como si tuviera mayoría absoluta y que se niega a pagar a cientos de autónomos a través de los procedimientos legales que le marca la Intervención”.

Desde el Partido Popular han lamentado la imprudencia de un equipo de gobierno “al que le hemos exigido desde hace meses que pagara a los profesionales que esperan desde 2019 cobrar por los servicios prestados”. Hay un déficit de financiación de 1,3 millones de euros y 740.726,06 euros de facturas impagadas porque la política irresponsable y caótica del alcalde, David García, ha llevado a este ayuntamiento a una ruina económica histórica.

En solo cinco años, tal y como ha recordado Marzal, el Ayuntamiento de Nules ha pasado de la solvencia económica a la más absoluta miseria. El 13 de junio de 2015, según informe de tesorería, el PP dejó en la caja del Ayuntamiento de Nules 2.481205,79 euros. Un importe que CeN, Més Nules y PSPV “se dedicaron a gastar sin límite hasta que provocaron la intervención del Consell para frenar el despilfarro”. Ahora, con un año de CeN y Més Nules, “la situación se ha agravado hasta alcanzar 1,3 millones de euros en números rojos”. “Lo urgente y necesario es un presupuesto de emergencia, y para lograrlo hay que dialogar, sentarse y consensuar con la oposición. Les hemos tendido la mano para conseguirlo. La cuestión es si quieren hacerlo”.

Deja un comentario