El PP advierte a Amparo Marco de posibles delitos de prevaricación y falsedad documental

Carrasco: “Amparo Marco está en riesgo de cometer los delitos de prevaricación y falsedad documental si sigue adelante con el derribo de la cruz de Parque Ribalta”

  • La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, advierte que el equipo de gobierno del PSOE, Compromís y Podemos “ignoran conscientemente y a sabiendas la verdadera identidad del monumento”, que desde el año 1979, y por acuerdo plenario, quedó resignificado como un mero símbolo religioso de homenaje y recuerdo a las víctimas de la violencia sin exaltación ideológica ninguna.

  • “Nos reservamos la realización de cuantas acciones consideremos necesarias para preservar los derechos de los castellonenses. PSOE, Compromís y Podemos no están ahora mismo, en plena pandemia, atendiendo las cosas que realmente preocupan a los castellonenses. Están instalados en su sectarismo, y aprovechan falacias para intentar imponer sus dogmas políticos, que para nada representan ni la preocupación ni el sentir de la ciudad de Castellón, que tiene ahora mismo mil y una prioridades antes del derribo de una cruz que no molesta a nadie”, ha declarado.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, advierte de que “la alcaldesa Amparo Marco está en riesgo de cometer prevaricación y falsedad documental si continúa adelante con sus planes de derribar la cruz del Ribalta. La decisión está basada en una definición que ignora conscientemente y a sabiendas la verdadera identidad del monumento, que no tiene nada que ver con la cruz de los caídos ni ninguna simbología franquista, sino que ahora es un mero símbolo religioso de homenaje y recuerdo a las víctimas de la violencia sin exaltación ideológica de tipo alguno. El que avisa no es traidor”.

Carrasco se ha pronunciado en estos términos después de conocer que la Concejalía de Memoria Democrática que dirige Verónica Ruiz haya firmado la orden de derribo del monumento, y haya transferido la resolución al área de Urbanismo para que autorice y proceda a su ejecución.

“Estamos ante uno de los mayores empecinamientos ideológicos de la historia de nuestra ciudad. La Cruz del Ribalta no es un monumento de apología del franquismo, porque está resignificada por acuerdo plenario. “La Cruz de los Caídos dejó de serlo en el año 1979, en virtud del acuerdo plenario del Ayuntamiento de Castellón de 31 de mayo de 1979, por el que se eliminaron los vestigios franquistas y se resignificó el monumento como homenaje a las víctimas de la violencia. Desde entonces y hasta la actualidad, y sin que haya existido acuerdo o acto administrativo alguno que lo haya modificado, así se ha mantenido y conocido por la ciudadanía castellonense”, ha resaltado Carrasco. “Titular la resolución aludiendo a un monumento inexistente, e incoar un procedimiento administrativo para eliminar o derribar tal monumento inexistente, constituye una falsedad que vicia el objeto mismo del acto administrativo o resolución que en su día se dicte, por carecer de objeto real y verídico, que constituirá presuntamente además un delito de prevaricación por la autoridad que lo acuerde, pues de ningún modo podrá alegar en su defensa ignorancia o desconocimiento de lo que acabábamos de argumentar”, ha añadido.

La portavoz del Partido Popular se hace eco así de una argumentación que está recogida en las propias alegaciones contra la decisión de derribar la Cruz del Ribalta que presentó el PP de la capital de la Plana, y que todavía están sin contestar.

“Tenemos un gobierno municipal que presume de Memoria Democrática, pero que en el ejercicio de sus competencias políticas se las salta todos los días. Ninguna de las personas o entidades que hemos presentado alegaciones contra la propuesta de derribo del monumento del parque Ribalta hemos recibido una respuesta estimatoria o denegatoria, pero antes de todo eso, el gobierno municipal del Ayuntamiento de Castellón ya está anunciando que sigue adelante con sus planes, sin ni siquiera disimular a la hora de aplicar la ley del rodillo, que es la única que utilizan en su día a día”, ha declarado.

Por este motivo, la portavoz del Partido Popular de la ciudad de Castellón anuncia que “nos reservamos la realización de cuantas acciones consideremos necesarias para preservar los derechos de los castellonenses. PSOE, Compromís y Podemos no están ahora mismo, en plena pandemia, atendiendo las cosas que realmente preocupan a los castellonenses. Están instalados en su sectarismo, y aprovechan falacias para intentar imponer sus dogmas políticos, que para nada representan ni la preocupación ni el sentir de la ciudad de Castellón, que tiene ahora mismo mil y una prioridades antes del derribo de una cruz que no molesta a nadie”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *