El PP alerta de que la reforma de avenida de Lidón “pone en riesgo” el futuro de muchos pequeños emprendedores y autónomos “en el peor momento”

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Juan Carlos Redondo, que ha mantenido contactos con los representantes de los establecimientos de la zona, ha recalcado que “solo hace falta dar un paseo por el barrio para ver cómo los vecinos se oponen a un proyecto que consideran totalmente innecesario, teniendo en cuenta las carencias que presentan otras zonas de la ciudad y que para los comercios y residentes la actual avenida es confortable tal y como está”.

“De entrada el proyecto solo genera gastos extra por valor de unos 34.000 euros, porque el equipo de gobierno va a gastar 17.000 euros en contratar a dedo a una empresa para que les haga el proyecto técnico y otros 17.000 euros más en contratar, también a dedo, a la misma empresa que se encarga de realizar los trabajos de participación ciudadana y acción vecinal en la ciudad de Valencia para Joan Ribó”, ha asegurado.

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Juan Carlos Redondo ha alertado de los riesgos que comportará la reforma de la avenida de Lidón que prevé impulsar el equipo de gobierno de Amparo Marco para los pequeños establecimientos y autónomos que operan en la zona. Redondo ha recordado que la iniciativa “llega en el peor momento” para unos pequeños emprendedores “que, tras permanecer cerrados durante meses debido al Estado de Alarma, han visto notablemente reducida su actividad debido a la crisis económica y social derivada de la pandemia”.

Redondo, que ha mantenido contactos con los representantes de los establecimientos de la zona, ha recalcado que “solo hace falta dar un paseo por el barrio para ver cómo los vecinos se oponen a un proyecto que consideran totalmente innecesario, y más teniendo en cuenta las carencias que presentan en estos momentos otras zonas de la ciudad y que para los comercios y residentes la actual avenida es confortable tal y como está”.

“De entrada el proyecto solo genera gastos extra por valor de unos 34.000 euros”, ha subrayado el concejal Popular, que ha detallado que “el equipo de gobierno va a gastar 17.000 euros en contratar a dedo a una empresa para que les haga el proyecto técnico y otros 17.000 euros más en contratar, también a dedo, a otra empresa externa de ‘amiguetes’ para que se encargue del proceso de participación ciudadana”. “El contrato se ha adjudicado a Jorge Quiñonero Oltra, de la empresa Mono Destudio, que es, precisamente, la misma empresa que se encarga de realizar los trabajos de participación ciudadana y acción vecinal en la ciudad de Valencia para Joan Ribó”, ha asegurado Redondo.

En ese sentido, ha apuntado que “lo que quiere el equipo de gobierno de Amparo Marco es trasladar a Castellón un modelo que, en materia de movilidad, ha conseguido poner en pie de guerra al comercio de Valencia y que ha generado numerosas protestas, tanto por parte de los vecinos como de los establecimientos”.

“La alcaldesa y su equipo no pueden seguir por más tiempo gobernando de espaldas a los vecinos”, ha lamentado Redondo, que ha recalcado que “en todo el proceso, Amparo Marco no ha tenido en cuenta en ningún momento la opinión y las necesidades de un barrio que no quiere que la avenida, que es una de las principales arterias de acceso a la ciudad, se vea reducida a un único carril”. “El Ayuntamiento de Castelló pretendía poner en marcha una infraestructura que cambiará por completo la fisionomía de esta zona de la ciudad y que condicionará el día a día de cientos de familias sin llevar a cabo previamente un proceso real de participación ciudadana, saltándose incluso los requisitos que exige la propia Unión Europea a la hora de poner en marcha proyectos financiados con fondos europeos, por lo que pedimos a Amparo Marco que recapacite y dé marcha atrás”, ha afirmado.

Deja un comentario