El PP considera que la sentencia del «Caso Piaf» desmiente al alcalde

Comunicado Oficial del PP de Vila-real

 

LA SENTENCIA DEL ‘CASO PIAF’ DESMIENTE A BENLLOCH

 Después de diez años de juicio mediático, alimentado interesadamente por el alcalde socialista Benlloch, ahora la sentencia del juicio por el conocido como “caso Piaf” ha desmentido rotundamente la existencia de una trama corrupta, acusación que Benlloch ha pretendido hacer creer a los vecinos durante años buscando su benéfico electoral.

Los exdirigentes populares acusados han sido absueltos de los delitos de malversación de fondos públicos, falsedad en documento mercantil y fraude.

Es importante recordar que la Fiscalía ya archivó también en su día esta causa al no encontrar indicios de delito y que fue el alcalde socialista quien decidió iniciar este largo y costoso proceso judicial con el único objetivo de sembrar la duda sobre el fantasma de la corrupción en la gestión del Partido Popular de Vila-real.

Benlloch solicitaba para su antecesor en el cargo penas de hasta 10 años de prisión, 20 de inhabilitación y responsabilidad civil. Una auténtica “caza de brujas” que, estratégicamente, ha estado presente en la actualidad municipal siempre que los socialistas han necesitado alguna cortina de humo con la que desviar la atención sobre su gestión.

Diez años hemos estado los vila-realenses escuchando al alcalde afirmar sin ningún pudor ni respeto por la verdad que el PP tenía montada una trama para pagar “facturas falsas”, diez años de mentiras que los magistrados desmienten con suma claridad en la sentencia: “No se ha acreditado ningún tipo de malversación de caudales públicos o de fraude, tampoco existe quebranto o mero intento de quebranto para las arcas públicas, tampoco existe concierto entre los acusados para ello”.

De igual forma la sentencia desmonta la gran mentida de la trama tal y como se reconoce en la sentencia cuando los magistrados señalan que: “No existen indicios, ni se ha acreditado nada sobre algún tipo de concierto entre los acusados y la empresa”.

Toda esta mentira de la gran trama ha quedado reducida a una falta de procedimiento administrativo, punto que será recurrido por los interesados al considerar que también este aspecto debería ser descartado.

A este respecto es importante destacar que resulta chocante que Benlloch realice este tipo de denuncias y acusaciones sobre procedimientos administrativos cuando el equipo de gobierno socialista que Benlloch lidera en Vila-real tiene des de 2018 adjudicado a dedo el contrato del Bus urbano. Una adjudicación irregular, por la que todos los vecinos pagamos cerca de medio millón de euros anuales, y que tal y como ha alertado la intervención municipal se realizó sin seguir el procedimiento que marca la ley.

Pero eso no es todo, el alcalde Benlloch en su persecución indiscriminada hacia el Partido Popular no dudó en acusar a un funcionario municipal, que también ha quedado absuelto de todas las acusaciones vertidas sobre él por el alcalde socialista, por lo que el ayuntamiento deberá pagar las costas procesales a este funcionario.

Intentó hacer creer que su particular “caza de brujas” perseguía proteger económicamente al ayuntamiento, finalmente toda esta campaña de difamación de Benlloch contra el PP la vamos a pagar todos los vecinos.

Deja un comentario