El PP critica la política social municipal

Toledo: “El tripartito de Castellón no es más ‘social’ que el gobierno del Partido Popular, tal y como desvelan los datos de vivienda”

El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular, Sergio Toledo, aclara que “por mucho que se erijan como únicos defensores de las causas sociales y digan que han venido a salvar a las personas, los datos hablan por sí solos. No han concedido más viviendas sociales que las que concedió el Partido Popular a personas en riesgo de exclusión social, en la pasada legislatura”.

 

“La ejecución presupuestaria confirma que la mayoría de las partidas destinadas a vivienda social no se han gastado. De 2.153.823,50 euros, apenas han ejecutado un 0,35%, quedando por ejecutar el 99,65%. Es decir, dinero que podría haber beneficiado a quienes peor lo están pasando se ha quedado sin gastar y acabará siendo enterrado en los bancos en lugar de destinarse a quienes más lo necesitan”, afirma Toledo.

El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, asegura, con datos oficiales, que el número de adjudicaciones de viviendas sociales no ha sido mayor con el gobierno de Amparo Marco que con el último del Partido Popular, “pese a llevar los socialistas y nacionalistas  toda una legislatura pasada gestionando esta área”, explica. “El gobierno municipal de PSOE, Compromís y Podemos no es más social que el del Partido Popular. Por mucho que se erijan como únicos defensores de las causas sociales y digan que han venido a salvar a las personas, los datos hablan por sí solos. No han sido capaces ni de ejecutar su propio presupuesto”, indica.

Los populares solicitaron el pasado 16 de septiembre, en Comisión Informativa, un informe detallado sobre la evolución de las adjudicaciones de autorizaciones para habitar una vivienda social, desde el año 2011 hasta la actualidad. Los datos ponen de manifiesto que entre el 2015 y el 2019 se han adjudicado entre 2 y 4 viviendas cada año, destacando la excepcionalidad del año 2016, que se otorgaron hasta 6 viviendas.

Los mismos datos se esgrimen de la última etapa de gobierno del Partido Popular. Entre 2011 y 2015  se concedieron entre 2 y 4 viviendas cada año, rompiendo la tendencia el año 2014, cuando se concedieron hasta 6 viviendas. ”Quienes prometieron acabar con los desahucios y proporcionar soluciones habitacionales a quienes más lo necesitan, no han variado ni un ápice la línea de trabajo que mantenía el PP, confirmándose como la correcta”, recuerda Toledo.

Cabe recordar que el estado de ejecución del presupuesto municipal a 30 de septiembre, deja las partidas de vivienda prácticamente sin gastar, es decir, “el gobierno municipal no ha invertido el dinero que recaudaron a los castellonenses a base de pagar elevados impuestos, en las familias que más lo necesitan”, señala el edil popular. De 2.153.823,50 euros, presupuestados en materia de vivienda, “apenas han ejecutado un 0,35%, quedando por ejecutar el 99,65%. Es decir, dinero que podría haber beneficiado a quienes peor lo están pasando se ha quedado sin gastar y acabará siendo enterrado en los bancos por la incapacidad de un gobierno que no cumple lo que prometió a la ciudadanía”.

Concretamente, de 1.893.823,50 euros -comprometidos para adquisición y rehabilitación de vivienda social-, el gobierno municipal ha ejecutado cero euros. En lo que se refiere a estudio en materia de viviendas, campañas informativas de vivienda y servicio de orientación ciudadana de viviendas, el presupuesto de 55.000 euros también permanece intacto y, apenas hay un 4% ejecutado en lo que se refiere a gestión de viviendas municipales. En resumen, un presupuesto total de 2.153.823,50 euros para el área de vivienda “que no ha revertido en mejores servicios para los castellonenses”.

Ahora, la concejala de Vivienda –que reconoció  la inacción en las políticas de su área, dejando patente que no se había hecho nada en cuatro años, además de evidenciar la falta de control que existe en la gestión de las viviendas sociales, pues no se sabe ni quien vive en ellas, e incluso dijo que en algunas de ellas se vende droga-, anuncia un nuevo Plan, dotado con un presupuesto de 1,8 millones de euros, para la adquisición de vivienda pública, después de quedar desierto el anterior. “De momento es sólo un anuncio más que veremos si llega a materializarse, porque hasta ahora las políticas en esta materia han sido un fracasoNo se ha ampliado el parque de viviendas sociales, ni se han parado los desahucios, ni se ha llegado a ningún acuerdo con los bancos en esta materia”, añade Toledo. “Instamos al gobierno municipal a tomarse en serio la problemática de las familias que demandan una vivienda social, sin volver a engañar a los castellonenses”, concluye.

Deja un comentario