El PP critica las «prioridades» del Gobierno Municipal

Toledo: “Mientras familias, pymes y autónomos no llegan a fin de mes, el PSOE se dedica a subir el sueldo a personas de su confianza y a ampliar el número de altos cargos”

El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, denuncia que las prioridades del gobierno de Amparo Marco siguen siendo sus sueldos y sus sillones. “Después de subirse el salario hasta fijarlo en más de 78.000 euros anuales la alcaldesa; después de aplicar una subida del 50% a las nóminas de los concejales del gobierno hasta fijarla en casi 63.000 euros anuales cada uno y después de incrementar hasta 21 su ejército de asesores, en plena pandemia y con una crisis económica donde las ayudas municipales a la hostelería, el ocio nocturno o al comercio no llegan, el PSOE sigue con su hoja de ruta para rescatarse a sí mismo y a los suyos, ahora incrementando el salario a los responsables de los Patronatos de Deportes, Fiestas y Turismo y al responsable del Pacto Local por el Empleo que pasan a cobrar 68.091 euros anuales cada uno, lo que supone un desembolso de 272.000 euros”, señala.

“Esta falta de empatía con los castellonenses demuestra que a quienes vivieron a rescatar fue a ellos mismos, a nadie más, mientras se sigue destruyendo empleo. Son casi 16.000 los castellonenses en la ciudad los que quieren trabajar y no pueden, muchos se han visto obligados a cerrar sus negocios de toda la vida, sin olvidar a quienes acuden cada día a Servicios Sociales en busca de vales de comida para cubrir necesidades básicas como el comer y, a pesar de todo esto, las prioridades del gobierno municipal de PSOE, Compromís y Podemos siguen siendo los sueldos, reformarse sus despachos, su perpetuidad en el gobierno y ampliar el número de altos cargos, como también recoge su compromiso de crear cinco nuevos negociados y seis nuevas jefaturas en el Ayuntamiento”, añade.

El portavoz adjunto del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Sergio Toledo, denuncia que el gobierno municipal de la alcaldesa socialista, Amparo Marco, siga priorizando sus sueldos y sus sillones en plena pandemia, “cuando hay familias, pymes y autónomos que no llegan a fin de mes”, asegura. “En un momento tan agónico para miles de castellonenses que han perdido sus trabajos, hay casi 16.000 parados solo en la ciudad, y donde la recuperación económica tarda en llegar a todos los sectores que se han visto duramente golpeados por la pandemia, el PSOE no se sale de su hoja de ruta para rescatarse a así mismo, subir el sueldo a personas de su confianza y ampliar el número de altos cargos, tal y como recoge su propuesta de relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento”, explica.

En este sentido, el portavoz Popular adjunto indica: “Después de subirse el salario hasta fijarlo en más de 78.000 euros anuales la alcaldesa, siendo de las que más se lo subió cuando llegó a la Alcaldía; después de aplicar una subida del 50% a las nóminas de los concejales del gobierno hasta fijarla en casi 63.000 euros anuales cada uno, y después de incrementar hasta 21 su ejército de asesores, hoy en la mesa negociadora donde se debate la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento, ha salido adelante a propuesta del gobierno municipal de incrementar el salario a los responsables de los tres patronatos municipales (Deportes, Fiestas y Turismo) y también al responsable del Pacto Local por Empleo, que pasarán a cobrar, cada uno de ellos, 68.091 euros anuales, más que un concejal de gobierno, lo que supone entre los cuatro un desembolso de 272.000 euros”.

Cabe recordar que sectores como la hostelería, el comercio o el ocio nocturno siguen reclamando una inyección de liquidez, ayudas directas de las administraciones, para sobrevivir a la pandemia. “Esta falta de empatía del gobierno municipal con los castellonenses demuestra que a quienes vivieron a rescatar fue a ellos mismos, mientras se sigue destruyendo empleo. Son muchos los negocios obligados a echar el cierre definitivo, sin olvidar a quienes acuden cada día a Servicios Sociales en busca de vales de comida para cubrir necesidades básicas como el comer y, a pesar de todo esto, el gobierno municipal de PSOE, Compromís y Podemos sigue a lo que le interesa, a reformarse sus despachos y a ampliar el número de altos cargos, creando cinco nuevos negociados y seis nuevas jefaturas”, apunta Sergio Toledo.

Y concluye: “El gobierno municipal está tan preocupado por asegurarse la continuidad, aferrándose a sus sillones, que le impide ver más allá. Están alejados de la calle, su falta de gestión la acaban pagando los castellonenses, a día de hoy, seis meses después, seguimos sin tener presupuesto municipal que es la herramienta fundamental para adaptar las inversiones a las necesidades actuales de la pandemia; seguimos sin Plan General y los recortes sanitarios del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, han colocado a Castellón en el centro de la diana, llevándose el CICU a Valencia, despidiendo por Whatsapp a casi 600 médicos de la provincia, cerrando consultorios médicos o desmantelando el Hospital Provincial”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *