El PP de Altura califica al alcalde del PSOE de “dictador, cacique y antidemócrata”

El primer edil socialista se negó a responder a los concejales del Partido Popular porque “él está por encima del pleno” y fomentando, con su actitud altiva y mezquina, un gobierno municipal opaco y pobre

El Grupo Municipal Popular de Altura califica la actitud del alcalde en el último pleno de antidemócrata, ya que el primer edil, Miguel López (PSOE) se negó en rotundo a responder a las preguntas que le realizaron los concejales del PP, así como los de otras formaciones políticas que representan a los ciudadanos. Desde el PP de Altura lamentan la actitud del alcalde socialista que califican de “dictador y cacique”. La portavoz del PP, Ester García, manifiesta que el socialista López “mostró el pasado jueves una actitud altiva y prepotente llegando incluso a mantener que él está por encima del pleno”.

El socialista Miguel López ya no vio con bueno ojos la propuesta del PP para llevar a cabo la obra del puente de acceso a la localidad. Una infraestructura que será financiada en su totalidad por la Excelentísima Diputación de Castellón que dirige el PP. En esos momentos, el alcalde del PSOE ya optó por negar a los integrantes del pleno la posibilidad de someter a votación la propuesta del PP (más económica y mejor) que la del PSOE. Tanto fue así, que tras las explicaciones del edil popular Gabriel Máñez, el alcalde socialista no permitió que nadie tuviera la posibilidad de votar entre las dos propuestas presentadas para ejecutar la obra.

Tras esto, llegó el turno de ruegos y preguntas. El alcalde, una vez más, volvió a demostrar su actitud “dictatorial” y se negó a responder a las preguntas de los concejales, eludiendo a que ya lo haría durante el próximo pleno municipal y amparándose en el Reglamento de Organización y Funcionamiento de las Administraciones Locales.

Para el Grupo Municipal Popular esta forma de hacer política perjudica sobremanera al municipio y a los vecinos que eligieron en su día a los concejales allí presentes para que velaran por sus intereses de forma democrática. Posponer estas respuestas y negar el debate político no es más que un signo más de la “mezquindad que caracteriza al alcalde socialista, Miguel López: pobre de espíritu, de conciencia y de valores sumiendo, de este modo, a Altura a la más nefasta y dura mediocridad política habida nunca. Desde el PP de Altura exigen al munícipe que realice una política sana y constructiva por el bien de los vecinos de Altura.

“Todos sabíamos ya lo que era, pero en este último pleno lo demostró con creces”, afirma la portavoz del PP, Ester García. Y añade: “Estamos sufriendo en el pueblo las consecuencias de tener un alcalde incompetente, orgulloso y dictador, cuya falta de criterio le ha llevado en repetidas ocasiones a retocar obras como es la de la rotonda de la entrada, que pese a que todos le repetíamos, por activa y por pasiva, que los camiones no iban a poder girar, él insistió en hacerla grande y después la tuvo que hacer más pequeña; Y lo mismo ocurrió con el paso de los autobuses en otra obra, lo que obligó a hacer las aceras más estrechas. Con este alcalde no avanzamos porque tiene a un aparejador haciendo las funciones de arquitecto”, explica García, quien concluye: “El socialista Miguel López no mira y nunca ha mirado por el bien del pueblo y de sus vecinos, generando, así, malestar y problemas constantes”.

Deja un comentario