El PP de Burriana exige soluciones a la okupación de la vivienda de la calle Jardí

Alejandro Clausell destaca que a la circunstancia de la "okupación", se aúnan conexiones fraudulentas al tendido eléctrico.

 

El PP de Burriana ha pedido soluciones para los vecinos de la calle Jardí que conviven al lado de una vivienda que ha sido «okupada» de forma fraudulenta.

La okupación es un inconveniente que nos afecta a todos. Es un delito en toda regla que merece ser juzgado con un marco legal que resguarde a la víctima y no al delincuente.

Y además, ha señalado el concejal del PP y presidente local del partido, Alejandro Clausell,

Se ha de trabajar para crear la seguridad y la protección de los vecinos que conviven con la okupación de un inmueble.

Así lo ha demandado el regidor tras lamentar las protestas vecinales que de forma periódica se registran en esta zona de Burriana.

La convivencia es difícil y los vecinos denuncian de manera constante esta falta de convivencia.

Una circunstancia a la que se aúnan conexiones fraudulentas al tendido eléctrico,

Desde el consistorio solicitamos que se estudien y se persigan por el hecho de que aparte de ilegales son un peligro para la ciudadanía.

Para Clausell,

La okupación de una vivienda comprueba el descalabro de un marco legal que transforma en víctima al criminal y en verdugo a quien padece el allanamiento de su morada. Es preciso legislar para asegurar un marco legal sólido y firme contra quien decide quebrantar la ley y ocupar una residencia cuya propiedad no posee.

En este sentido, ha declarado el regidor,

Desde el PP estamos dispuestos para regir defendiendo los derechos de nuestros vecinos y garantizando el control, la seguridad y la condena de actos delictivos como son la okupación ilegal de viviendas.

Y, finalmente ha señalado Clausell,

Hacerlo desde la experiencia de gobierno y con la garantía de ser la única opción alternativa estable y sólida para asegurar a los vecinos las soluciones a políticas que les han generado problemas.