El PP de Cabanes exige que el coste de la desaladora lo asuma de forma íntegra el Gobierno Central

La portavoz del Grupo Municipal Popular en Cabanes, Lucia García, ha destacado que entre las demandas que “desde el PP solicitamos es que si se produce una avería en el suministro sea la propia empresa la encargada de que el agua regrese a la Ribera y todo el coste del servicio recaiga sobre Acuamed”

“De forma íntegra y cuantos antes. Cabanes y sus vecinos no merecen que la herencia del PSOE sea una carga para nuestros bolsillos. La única salida posible es que el Gobierno Central sea el que asuma los costes de la hipoteca en forma de desaladora que nos dejó el PSOE de Zapatero”. Así de contundente se ha mostrado la portavoz del Grupo Municipal Popular de Cabanes, Lucia García, a la hora de exigir que sea “el Gobierno de Pedro Sánchez el que se responsabilice de todo el coste de la desaladora”.

En esta línea, y tal y como el Partido Popular trasladó a PSOE y Compromís en la reunión celebrada en el consistorio dos semanas después de haber recibido la respuesta de Acuamed, García ha mostrado su deseo de que “como sucede en otras desaladoras de España, sea el Gobierno Central quien corra con todos los gastos derivados de la misma”. “Esa es la única solución posible y esperemos que sea también la postura de un PSOE y Compromís que durante toda la legislatura han pasado de perfil por este problema y que solo ahora parecen entender que Cabanes no merece sufrir por culpa de la incompetencia del PSOE de Zapatero”, ha reiterado García.

En esta misma línea, ha añadido la concejala del PP, “hemos solicitado que en las negociaciones que se están manteniendo se demande que si hay una avería en la planta y se rompe el suministro sea la empresa la encargada de devolver el agua a la Ribera y que todo el coste del servicio sea de Acuamed algo que, por ahora, parece ni querer contemplar la propia empresa. No podemos permitir que este capricho socialista acabe generando más problemas a Cabanes y los cabanyuts”.

Un capricho del PSOE 

Cabe recordar que la construcción de esta instalación hídrica, y el consiguiente problema para la sostenibilidad financiera de un Ayuntamiento como Cabanes que no puede asumir el coste de su puesta en marcha, “fue obra de un Gobierno del PSOE que por su interés partidista, nos impuso con el beneplácito y silencio de la izquierda de Cabanes una desaladora tras derogar el Plan Hidrológico Nacional de Aznar”.

Por eso, “lo que tiene que hacer el PSOE de Cabanes es exigir que todos los costes de la desaladora de Cabanes recaigan sobre el Gobierno Central y, sobre todo, lo que tiene es que pedir perdón en nombre de su partido por imponernos la desaladora y, a continuación, exigir que el capricho de Zapatero no afecte a las arcas municipales”.

 

Deja un comentario