El PP de Castellón registra las mociones del ‘Plan Juntos’ con medidas económicas y la donación de sueldos para la compra de tests masivos

Lo ha anunciado Begoña Carrasco en la Junta de Portavoces celebrada esta mañana

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, anuncia en la Junta de Portavoces que la formación cubrirá el espacio de hasta seis iniciativas plenarias para “activar las acciones que necesitan los castellonenses en un equipo de gobierno municipal que todavía no ha adoptado ninguna medida de calado” y acepta la celebración de un pleno extraordinario para el pago a proveedores, si bien considera que en ese pleno también deberían abordarse las medidas que requieren los vecinos, tantos sanitarias como económicas.

Desde el Grupo Municipal Popular también ha lamentado “el acto propagandístico” que la alcaldesa realizó el pasado sábado con el reparto de las monas. “La intención es buena y la compartimos, pero se falló estrepitosamente en las formas, ya que se hizo acompañar de un séquito de más de 20 personas, sin que se cumplieran las medidas de seguridad sanitaria mínimas. Cuando los castellonenses llevan ya un mes confinados, lo mínimo que debe hacer es dar ejemplo”, indica.

 La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, anuncia que el Partido Popular ya ha formalizado la petición de adopción de medidas económicas para la ciudad de Castellón, a través del Plan Juntos, y la propuesta de que todos los concejales de la corporación municipal donen el 50% del sueldo del mes de abril para destinarlo a la adquisición de material sanitario, especialmente tests rápidos para la detección del Covid-19.

Así lo ha anticipado en la Junta de Portavoces telemática que se ha celebrado hoy en el Ayuntamiento de Castellón, la primera desde que se decretara el Estado de Alarma en España, tras el RD 463/2020 del Gobierno de España. Las dos mociones formarán parte de “una batería de iniciativas” que el Partido Popular llevará al próximo pleno, tras la suspensión del previsto en el mes de marzo por las restricciones sanitarias, y cuya celebración han reclamado los Populares “ante la falta de acciones por parte de los concejales del equipo de Gobierno municipal en las últimas semanas”.

En este sentido, Begoña Carrasco ha aceptado la celebración de un pleno extraordinario la semana que viene, como pide el equipo de gobierno, para abordar el pago a proveedores. Las facturas pendientes de pago son ahora mismo una prioridad. Pero también consideramos que en la misma convocatoria deberían abordarse el resto de las medidas que necesitan los castellonenses, tanto sanitarias como económicas y fiscales, para no demorarlas más en el tiempo”.

“Llevamos ya tres semanas solicitando la celebración del pleno de la ciudad de Castellón. Nuestros vecinos necesitan ayuda, mientras el gobierno de la capital de La Plana se ha limitado a transpolar las medidas emanadas del Ejecutivo central de Pedro Sánchez, sin adoptar la infinidad de soluciones que otros muchos municipios de la provincia ya han comenzado a activar, a pesar de contar con menos medios. Una vez más, municipios como Vila-real, Almassora, Onda, Benicàssim, Peñíscola… han sacado los colores a un equipo de Amparo Marco que gestiona muy lentamente”, ha indicado Begoña Carrasco.

Frente a esta inacción, el Partido Popular de Castellón ya cuenta con dos propuestas concretas que ha registrado en el Ayuntamiento en forma de moción “que recogen medidas en las dos direcciones que ahora mismo demandan los vecinos: disponer de material sanitario para prevenir los contagios por Covid-19 y ayudarles a salir de la crisis económica derivada del bloqueo de la actividad empresarial”.

La primera se sustenta en el Plan Juntos que el PP ya presentó el pasado 2 de abril, un documento que recoge 17 medidas económicas y fiscales para ayudar a las pymes, autónomos y familias en general de la ciudad de Castellón para ayudarles a sobrellevar la crisis económica. En el Plan Juntos se contempla la flexibilización o exención del pago de los impuestos municipales, la multiplicación de las ayudas para los comercios, la creación de nuevas líneas de financiación para las empresas o la activación de cheques para niños de 0 a 3 años de guarderías infantiles.

La segunda moción tiene que ver la propuesta de que los 27 concejales del Grupo Municipal Popular se rebajen la retribución del mes de abril un 50%, donando esa diferencia a la adquisición de material sanitario y sobre todo tests rápidos de detección del coronavirus para los vecinos. La medida, ya acordada en el seno del Grupo Municipal Popular, permitiría la recaudación de más de 44.000 euros con esta finalidad si los ediles de todos los grupos se suman a ella.

“Estamos viendo cómo la vuelta a la actividad laboral en la ciudad de Castellón se está haciendo sin el necesario soporte de medios que debe garantizar el Gobierno. El reparto de mascarillas de un solo uso en algunos puntos del transporte público no deja de ser una operación de maquillaje, cuando hay más de 50.000 trabajadores que hoy han vuelto al trabajo. Vemos cómo empresas y otros ayuntamientos, una vez más, están adquiriendo por sus medios tests, mascarillas, guantes… mientras en Castellón ni está contemplada, a día de hoy, esta posibilidad”, ha subrayado.

REPARTO DE MONAS

La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, también ha aprovechado la Junta de Portavoces para poner de manifiesto “el malestar que ha generado en el conjunto de la sociedad castellonense el reparto de monas de Pascua por parte de los concejales del PSOE del equipo de gobierno, con un séquito de más de 20 personas y sin cumplir las garantías de seguridad mínimas”.

“El reparto de las monas entre sanitarios y centros de mayores nos parece una buena medida. Con lo que no estamos de acuerdo es en la conversión de esta acción en un acto más de propaganda. Mientras no se ha aprobado ni una medida económica ni se ha comprado una sola mascarilla por el Ayuntamiento, vemos a la alcaldesa repartir las monas sin mascarilla, sin guantes, sin respetarse la distancia mínima de seguridad, o incluso accediendo al interior de espacios muy sensibles ahora mismo como los centros de mayores, con el riesgo que entraña para los residentes, los más vulnerables”, ha remarcado.

Deja un comentario