El PP denuncia la falta de atención a la pobreza energética

Fabregat: “En pandemia y con la luz disparada el gobierno de izquierdas es cuando a menos personas atiende en situación de pobreza energética”

La concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Susana Fabregat lamenta que en lo que llevamos de 2021, el número de personas atendidas por el equipo de gobierno de Amparo Marco en materia de pobreza energética sea muy inferior al del año pasado. ”Precisamente cuando más ayudas de emergencia social de este tipo debería estar prestando el Ayuntamiento es cuando menos presta, apenas hay 76 activas cuando desde Cáritas y el Banco de Alimentos alertan de que están atendiendo a más personas en situación de vulnerabilidad”, explica.

“El tarifazo de la luz que ha traído el gobierno de Pedro Sánchez afecta especialmente a los hogares donde llegar a fin de mes supone una auténtica odisea, un esfuerzo enorme para las familias que no pueden estirar más sus ahorros. Ahora, además tendrán que estar pendientes de las franjas horarias menos gravosas si no quieren ver disparada la factura o sufrir cortes en el suministro eléctrico por no poder pagar, aunque ya sabemos que los castellonenses no lo vamos a tener fácil para ahorrar, la ordenanza municipal de ruido que se niega a modificar el equipo de gobierno impide adaptar al consumo a la franja valle en horario nocturno.”, añade.

En plena crisis económica motivada por la pandemia del Covid y con el tarifazo de la luz que ha traído el gobierno de Pedro Sánchez, la concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Susana Fabregat no alcanza a entender cómo el gobierno municipal de izquierdas que lidera la alcaldesa Amparo Marco está ayudando a menos personas que el año pasado en materia de pobreza energética. “Según los datos oficiales que nos han facilitado tras haberlo solicitado en Comisión Informativa, en estos momentos el Ayuntamiento de Castellón apenas está ayudando a 76 personas en situación de pobreza energética, cuando desde Cáritas y el Banco de Alimentos alertan de que están atendiendo cada vez a más personas en situación de vulnerabilidad”, explica.

Fabregat señala que el mismo informe municipal que cifra en 76 las personas atendidas en materia de pobreza energética este 2021, alude a que en 2019 fueron 394 personas atendidas y en 2020, año de pandemia, un total de 322. Por tanto, “no se entiende que tras más de un año de pandemia, con cada vez más personas en riesgo de pobreza y el precio de la electricidad al alza, se estén dando menos ayudas”, expone.

Sin ir más lejos, la memoria anual de Cáritas refleja que la entidad atiende a un 16% más de personas, lo que se traduce en 17.000 personas más que dependen de ayudas para sobrevivir al día a día. El Banco de Alimentos atiende a más de 15.000 personas, un 20% más que hace un año, y Cruz Roja, solo en la ciudad de Castellón, atendió a 22.411 personas durante 2020, con más de 128.000 intervenciones.

Para Susana Fabregat, “el precio de la luz por las nubes, que curiosamente llega de la mano del gobierno que presume de ser el más social de la historia, afecta especialmente a los hogares donde llegar a fin de mes supone una auténtica odisea, un esfuerzo enorme para las familias que no pueden estirar más sus ahorros. Ahora, además tendrán que estar pendientes de las franjas horarias menos gravosas si no quieren ver incrementada la factura o sufrir cortes en el suministro eléctrico por no poder pagar”, añade.

“Esta situación va a agudizar todavía más el problema de la pobreza energética, una realidad que lamentablemente sufren muchas personas con dificultades socioeconómicas y es precisamente ahí donde debe estar la administración más cercana, el Ayuntamiento, para ayudar a todas estas personas, aunque ya sabemos que el equipo de gobierno no lo va a poner fácil para ahorrar en la factura de la luz, porque no está dispuesto a modificar la actual ordenanza de ruidos que impide poner lavadoras por la noche por el ruido que generan, impidiendo beneficiarse de la franja valle, la menos gravosa”, concluye Fabregat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *