El PP denuncia que se multa a los propietarios de los chiringuitos de playa por montar a pesar de contar con permiso municipal

Carrasco: “El Ayuntamiento empieza autorizando el montaje de chiringuitos en la playa para a continuación enviar a la Policía y multarles”

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, denuncia la contradicción que supone que los chiringuitos de las playas de Castellón empezaran a montar el día 2 de junio con la autorización del Ayuntamiento y acto seguido técnicos de Costas enviaran a la Policía Local para sancionarles, aludiendo a que no pueden montar antes del 1 de julio. “Es decir, la misma administración municipal que les concede el permiso, luego les multa por orden una administración superior, también socialista, siendo además la misma problemática que ya se vivió el año pasado. Instamos a la alcaldesa a resolver este problema para que los chiringuitos monten en junio, igual que el año pasado, y no tengan que pagar, injustamente, la multa debido a la irresponsabilidad y falta de planificación del gobierno municipal”, dice.

“Es un despropósito más de la falta de gestión de la alcaldesa Amparo Marco que, en lugar de concentrar esfuerzos en salvar la temporada turística y dar oxígeno al sector que tiene puestas todas las expectativas en este verano tras una año nefasto, está a otras cosas. Y mientras otros merenderos de la provincia ya han iniciado su montaje o incluso están dando ya servicio, los de Castellón han de pagar de su bolsillo la incapacidad de gestión del gobierno municipal formado por PSOE, Compromís y Podemos, retrasando además el montaje de los mismos. No sólo no tenemos bandera azul en la playa del Serradal, sino que en el Gurugú y el Pinar la alcaldesa también ha dejado de lado a los chiringuitos de la playa”, añade.

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, denuncia que la campaña de verano vuelve a empezar mal para los chiringuitos de las playas del Gurugú y el Pinar, “vuelven a revivir el mismo problema del año pasado, sin poder montar hasta el 1 de julio”. “Pensábamos que este año iba a ir mejor, porque el Ayuntamiento había autorizado para este mes de junio el montaje de los cuatro chiringuitos de playa, pero nuestra sorpresa ha sido saber que con el montaje de las estructuras iniciado, los propietarios de los merenderos han sido sancionados por la propia Policía Local”, explica.

Para Carrasco es “el colmo de la contradicción que los chiringuitos de las playas de Castellón empezaran a montar el día 2 de junio con la autorización del Ayuntamiento y acto seguido técnicos de Costas enviaran a la Policía Local para sancionarles, aludiendo a que no pueden montar antes del 1 de julio”, tal y como recoge la normativa del PATIVEL a la que están sujetas estas playas debido a la afectación sobre el periodo de nidificación del chorlitejo patinegro.

“Es decir, la misma administración municipal que les concede el permiso, luego les multa por orden una administración superior, también socialista, siendo además la misma problemática que ya se vivió el año pasado. Instamos a la alcaldesa a resolver este problema para que los chiringuitos monten en junio, igual que el año pasado, y no tengan que pagar, injustamente, la multa debido a la irresponsabilidad, falta de gestión y nula planificación del gobierno municipal”, insiste Carrasco.

El año pasado, ante el mismo problema, el Ayuntamiento tuvo que remitir un informe a la dirección general de Puertos, Aeropuertos y Costas (Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad) demostrando que el montaje de los merenderos no tiene ninguna afectación directa sobre la población de chorlitejo patinegro y así obtener el informe favorable de la dirección general de Puertos, Aeropuestos y Costas. “Un documento que, de haberlo solicitado en tiempo y forma el Ayuntamiento, habría llegado evitando que los propietarios de los merenderos de playa fueran sancionados”, explica.

“Es un despropósito más de la falta de gestión de la alcaldesa Amparo Marco que, en lugar de concentrar esfuerzos en salvar la temporada turística y dar oxígeno al sector que tiene puestas todas las expectativas en este verano tras una año nefasto, está a otras cosas. Y mientras otros merenderos de la provincia ya han iniciado su montaje o incluso están dando ya servicio, los de Castellón han de pagar de su bolsillo la incapacidad de gestión del gobierno municipal formado por PSOE, Compromís y Podemos. No sólo no tenemos bandera azul en la playa del Serradal, sino que en el Gurugú y el Pinar la alcaldesa también ha dejado de lado a los chiringuitos de la playa”, concluye.

Deja un comentario