El PP enmienda la modificación presupuestaria del tripartito para que el Ayuntamiento de Castellón compre mascarillas y test y ayude a hosteleros y comercios

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, registra una alegación por importe de 630.552,79 euros para que se habiliten dos líneas de crédito específicas para activar medidas que sirvan para proteger a los castellonenses desde el punto de vista sanitario, y que palíen la grave situación por la que atraviesan los sectores de la hostelería y comercio desde hace dos meses, por los nulos ingresos que registran.

Insiste en que “Castellón necesita acciones. Hay que poner todos los medios para salvar a los castellonenses, recobrando, en la medida de lo posible, el mayor grado de normalidad previo al estallido de la epidemia. Hoy se cumplen dos meses, y el PSOE de Amparo Marco al frente del Ayuntamiento todavía no ha aprobado nada. Están reaccionando muy tarde”, ha concluido.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, ha solicitado al equipo de gobierno de la capital de la Plana que habilite dos líneas de crédito de 630.552,79 euros con el fin de destinarlas a la adquisición de material sanitario (mascarillas y test) para ponerlo a disposición de todos los castellonenses y ayudas directas para el comercio y la hostelería de nuestra ciudad.

Así lo ha plasmado en la enmienda que ha registrado al proyecto de modificación de crédito número 1/2020 que el equipo de gobierno de Castellón está tramitando en estos momentos y llevará al próximo pleno, por valor de más de 5 millones de euros.

“Llevamos semanas insistiendo en que el Ayuntamiento de Castellón debe adoptar medidas específicas y concretas relacionadas con el Covid-19 y la protección de los vecinos, y lo vamos a seguir reivindicando en cada oportunidad que se nos presente. El Ayuntamiento de Castellón está tramitando una modificación de crédito que en más del 50% se va a asuntos que ahora mismo nada tienen que ver con esta materia. Castellón necesita ahora mismo mascarillas y test y apoyo económico y fiscal para aquellos que lo están pasando mal, caso de los pequeños emprendedores y autónomos del sector de la hostelería, el turismo y el comercio, con nulos ingresos”, ha indicado.

Carrasco se refiere así a que la modificación presupuestaria de 5 millones de euros “van en su mayoría a cuestiones que ya estaban previstas desde hace meses y que nada tienen que ver con la epidemia y la minimización de sus efectos. En algunos de los casos sin que pasen de ser bocetos con líneas generales y sin ningún tipo de concreción. No creemos que sea el momento de imponer agendas políticas, sino el de ayudar a las personas. Y por eso hemos propuesto que los 630.000 euros que se van a destinar al Pla Castelló Verd vayan a comprar mascarillas que repartir entre todos los vecinos, en la cuantía de 400.000 euros, y a ayudas directas al comercio y la hostelería”, ha añadido.

“Entendemos que el Pla Castelló Verd se trata de un proyecto sin concretar, que incluye una serie de medidas que en la mayoría de los casos se encuentran sin tramitar, tal y como recoge el documento remitido por el concejal de Transición Ecológica, y que él mismo lo define como “unas instrucciones políticas para poner en marcha y ordenar varios proyectos”. En ningún caso queda acreditada la urgencia ni la prioridad de este plan”, ha afirmado Carrasco.

“Castellón necesita mascarillas y ayudas económicas. Vuelven a crecer las voces desde la Generalitat y el Ayuntamiento que dan por hecho, por segunda vez, que el próximo lunes la capital de la Plana y el conjunto de la provincia estarán en la Fase 1 de la desescalada. Los castellonenses necesitamos estar preparados”, ha lamentado.

“Creemos que ante la grave situación sanitaria y económica en la que se encuentra la ciudad de Castellón, el importe de esa partida debería destinarse a la adquisición de material sanitario para combatir los efectos del Covid-19, como mascarillas y test masivos, que garantice la seguridad en las diferentes fases de la desescalada, y por otro lado, a las ayudas directas en los comercios y empresas de hostelería, dos de los sectores más perjudicados por la pandemia en nuestra ciudad y que no pueden esperar a la aprobación de los presupuestos del Ayuntamiento, dada la inminente, al menos en la teoría, reapertura de sus locales”, afirma la portavoz del Partido Popular en Castellón.

Begoña Carrasco insiste en que “Castellón necesita medidas. Hay que poner todos los medios para salvar a los castellonenses, desde el punto de vista sanitario y desde el punto de vista económico, recobrando en la medida de lo posible el mayor grado de normalidad previo al estallido de la epidemia. Hoy se cumplen dos meses, y el PSOE de Amparo Marco al frente del Ayuntamiento todavía no ha aprobado nada. Están reaccionando muy tarde”, ha concluido.

Deja un comentario