El PP exige la reapertura del CICU

Marta Barrachina exige reabrir el CICU en Castellón que el PP habilitó en 1998

El PSOE ejecuta el cierre del servicio en pleno agosto y priva a la provincia de un servicio esencial que durante más de veinte años ha salvado miles de vidas

La defensa de los intereses de la provincia está por encima de quienes solo protegen las siglas de su partido”, afirma la presidenta del PPCS, Marta Barrachina.

La presidente provincial del PPCS, Marta Barrachina, ha exigido la reapertura del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) que el PSOE ha decidido cerrar con carácter definitivo después de más de 20 años de servicio a la provincia. “Las políticas útiles del PP, que en 1998 pusieron en marcha este servicio durante la etapa del conseller castellonense Joaquín Farnós, hoy echan el cierre y desprotegen a miles de familias que dejan de estar cubiertas por un recurso que salva vidas”. «No vamos a permitir que Castellón y los castellonenses sean ciudadanos con servicios de segunda», ha añadido.

El pasado 10 de junio, Marta Barrachina participó junto a los profesionales del CICU en una protesta convocada en Huerto de Sogueros para exigir el cese de un cierre injustificado. Previamente, la presidenta de los Populares ya había mantenido una reunión de trabajo en la sede del PPCS para escuchar a los profesionales y técnicos con el objetivo “de conocer de primera mano el trabajo esencial que estos profesionales desempeñaban hasta ayer en la provincia, y que se oponen frontalmente a una decisión que es perjudicial para los castellonense”.

Porque efectivamente, ayer jueves 19 el Consell publicaba en el DOCV el decreto aprobado en Les Corts el 6 de junio y daba la estocada a un recurso vital “en una muestra más del plan de desmantelamiento sanitario que marca la hoja de ruta de Ximo Puig, que con sus políticas está perjudicando seriamente la salud de miles de familias”.
En efecto, “el CICU garantizaba la inmediatez del servicio desde el conocimiento del terreno. Ahora, las decisiones que se tomaban en Castellón y que han permitido salvar durante estos veinte años miles de vidas, se tomarán a distancias que pueden llegar a superar las tres horas, como puede ocurrir si el incidente se registra en Morella o Vinaròs. Un desatino”.

En este sentido, desde el PP de Castellón, “vamos a seguir ejerciendo de cordón sanitario frente a las políticas lesivas del PSOE, las que desprotegen a las familias de nuestra provincia desmantelando el Hospital Provincial y despidiendo a 563 médicos en plena pandemia a los que en público les otorgan la Alta Distinción de la Provincia”. “La hipocresía de quien gobierna no tiene límites y no vamos a permitir que lo sufran los ciudadanos, porque creemos que la política es el camino para garantizar bienestar y calidad de vida a los castellonenses, no para privarles de servicios que les pueden salvar la vida”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *