El PP llevará al Pleno su negativa a la tasa turística

El Grupo Municipal Popular llevará al Pleno la polémica tasa turística que el Consell estudia implantar pese al rechazo del sector

La portavoz popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, defiende “el apoyo al sector turístico, clave en la recuperación económica y no el castigo con un nuevo impuesto que lastra su competitividad y frena la llegada de turistas”.

 

“Nuestra iniciativa plenaria pretende posicionar al Ayuntamiento de Castellón en contra de este impuesto, comprometiéndose a colaborar estrechamente con los principales agentes del sector turístico para definir estrategias y objetivos al servicio de la creación de empleo y riqueza en nuestra tierra”, señala Carrasco.

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón elevará al pleno ordinario del jueves 25 de julio su rechazo a la tasa turística que el Consell de Ximo Puig estudia implantar en toda la Comunitat Valenciana pese al rechazo del sector. Ante la posibilidad de que sean los propios Ayuntamientos los que gestionen esta nueva carga impositiva, la portavoz popular, Begoña Carrasco, defiende “el apoyo al sector turístico, clave en la recuperación económica, que se constata con los buenos resultados del balance del último año y renuncia a castigarlo con un nuevo impuesto que lastra su competitividad, frenando la llegada de turistas”, explica.

Desde 2015, el debate de la implantación de una tasa turística ha sido una constante y con el cambio de legislatura la posibilidad de su implantación está cobrando fuerza de nuevo. Podemos, ahora como miembro del Consell, está presionando a sus socios del Botànic (PSPV-PSOE y Compromís) para la aplicación, cuanto antes, de la mencionada tasa turística pese a que su implantación genera un rechazo frontal del sector turístico.

En este sentido, Carrasco señala que su iniciativa plenaria -en forma de Declaración Institucional-, pretende “posicionar al Ayuntamiento de Castellón en contra de este impuesto que supondría una traba para los visitantes y un freno al crecimiento experimentado por el sector en los últimos años”. Además, Carrasco ha anunciado que la misma iniciativa busca el compromiso de la administración para colaborar estrechamente con los principales agentes del sector turístico a la hora de definir estrategias y objetivos al servicio de la creación de empleo y la generación de riqueza en nuestra tierra”.

Según el balance elaborado por el Área de Competitividad Turística de la Comunitat Valenciana, hasta abril de 2019, el número de turistas extranjeros con destino en la Comunitat Valenciana se ha incrementado un 2,1% y el gasto total ha crecido un 5,2%.  En la provincia de Castellón, durante los cuatro primeros meses del año  el número de viajeros en establecimientos hoteleros ha crecido un 3,2% y el número de pernoctaciones un 3,7%. Además, el número de estancias de la demanda nacional creció un 4,2% y el de la demanda extranjera un 1,8%.

Si recordamos las cifras del último año, en total, la Comunitat registró 9,2 millones de turistas extranjeros en 2018, lo que representa un incremento del 3,2% respecto al año anterior y un nuevo máximo en la serie histórica. La demanda extranjera en todo tipo de alojamientos creció un 3,2% en número de turistas y un 4,9% en gasto total hasta diciembre, viéndose la demanda nacional incrementada en un  4,9% en número de viajes y un 7,4% en gasto total hasta septiembre.

Sin embargo, los buenos resultados contrastan con la política turística del Consell que amenaza con gravar al turismo. Tal y como ha señalado el sector, entre otros inconvenientes, el establecimiento de una tasa turística en la Comunitat Valenciana y, por ende en Castellón, ocasionaría discriminación para las plazas reguladas, favoreciendo el intrusismo en alojamientos irregulares.

“Otro de los efectos negativos para la economía local lo encontraríamos en la dificultades para repercutir, especialmente en el primer año la tasa al cliente, puesto que muchas plazas están contratadas con antelación por turoperadoras. Y, a todo ello, se suma el riesgo de que los turoperadores elijan otros destinos competidores de la oferta de sol y playa, escasamente diferenciada”, puntualiza la portavoz popular.

Por todo ello, “obligaremos al resto de grupos políticos a posicionarse respecto a la polémica tasa turística. Desde el Partido Popular la consideramos desacertada e inoportuna por sus efectos desfavorables para atraer visitantes y por la férrea oposición a la misma del sector turístico”, concluye Carrasco.

Deja un comentario