El PP pide activar las ayudas sociales para evitar la asfixia a los ayuntamientos de Castellón

El grupo popular reclama que se activen ya los pliegos para conceder las subvenciones de los programas sociales que ahora están adelantando los ayuntamientos

Pallarés: “Desde la lealtad pedimos a la Diputación que active ya las ayudas tal y como siempre se ha hecho desde la institución”

El Partido Popular ha reclamado hoy que la Diputación de Castellón active ya las subvenciones para los distintos programas sociales para evitar la asfixia a los pequeños municipios. Tal y como ha reclamado hoy la diputada provincial del Partido Popular, Maria Ángeles Pallarés, “de momento los ayuntamientos están asumiendo el coste de los programas por su buen funcionamiento” pero “sería necesario que cuanto antes se activen las subvenciones para seguir prestando los servicios con garantías”.

La diputada advierte que “hay ayuntamientos pequeños cuyo presupuesto se ve comprometido por una ayuda como esta ya que el servicio se sigue prestando”. Programas como las unidades de respiro que atiende a personas mayores o dependientes en los pequeños municipios, el taxi rural que permite la movilidad de mayores para acudir al médico, el servicio de conciliación familiar, les Escoletes Matineres…”

Pallarés ha advertido que “los pequeños ayuntamientos están en muchas ocasiones adelantando dinero a la espera de que se pongan en marcha las subvenciones de nuevo”. La diputada considera que “desde la lealtad institucional, pedimos a la Diputación Provincial que pongan en marcha ya los pliegos para poder mantener estos servicios”.

Cabe recordar que el grupo popular ha advertido ya en varias ocasiones de la necesidad de agilizar los trámites a través de una gestión eficaz para poner en marcha las ayudas de forma rápida y ágil, como siempre se ha hecho desde la institución provincial.

Los retrasos a la hora de activar las ayudas han hecho que, por ejemplo, en casos como el municipio de Lucena sean los vecinos los que adelantan el pago (como del taxi rural) y que se les devolverá cuando la Diputación ponga en marcha las ayudas.

Los ciudadanos que requieren de esta prestación abonan la cuantía que, posteriormente, presentan en forma de factura al consistorio que les abonará la suma una vez reciba el ingreso de la Diputación.

David Monferrer, alcalde de Lucena, ha lamentado que los ciudadanos deban hacer frente a este gasto que es subvencionado por la Diputación. Sin embargo, los retrasos en la convocatoria de este programa han impedido que el consistorio perciba una subvención que, de forma automática, impide que se financie el servicio.

De hecho, tal y como ha explicado el alcalde, los técnicos municipales garantizan el pago de estos fondos a los usuarios una vez la Diputación ingrese los fondos correspondientes al taxi rural. “Así lo haremos, pero para pagar a nuestros vecinos necesariamente debemos cobrar antes la subvención que Diputación sigue sin convocar”.

El alcalde de Alqueries confía en que a las puertas de entrar en el tercer mes del ejercicio 2020, “la Diputación agilice los trámites para publicar la convocatoria”. “Se trata de unos fondos que son fundamentales para pueblos con escasos recursos como es el nuestro”. En este sentido, “programas como el taxi rural, Escoles Matineres u otros que pueden ayudar a mejorar la vida de nuestros ciudadanos deben ser una prioridad de todas las administraciones”, ha considerado el alcalde de Lucena.

Deja un comentario