El PP pide impuestos cero para la hostelería

Redondo: “Exigimos para la hostelería ‘a cero ingresos, cero impuestos’, al sector se le ha criminalizado hasta la ruina, muchos no volverán a abrir”

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Juan Carlos Redondo denuncia que se haya impuesto el cierre total a la hostelería sin que el sector haya recibido un solo euro de la Generalitat, ni del Ayuntamiento. “La hostelería viene soportando un endurecimiento de las prohibiciones y restricciones sin que éstas hayan estado acompañadas de ayudas directas, ni de bonificaciones fiscales con las que paliar la pérdida de ingresos, lo que imposibilita la subsistencia de un sector clave en la ciudad de Castellón”, afirma.

 

El PP está al lado de los hosteleros hoy en la concentración de protesta de Ashotur y mañana en la de Ashocas, que movilizará a centenares de vehículos ante la indefensión del sector. “El gobierno ha demonizado a la hostelería, culpabilizándoles del aumento de contagios por coronavirus cuando no está demostrado que sean los causantes de la situación límite que viven los centros de salud saturados y hospitales desbordados por la pandemia”, señala Redondo.

El concejal del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón Juan Carlos Redondo denuncia que se haya impuesto el cierre total a la hostelería “sin que el sector haya recibido un solo euro de las ayudas prometidas por la Generalitat, ni tampoco del Ayuntamiento de Castellón, pese a que venimos reivindicando una línea de financiación directa para evitar que los hosteleros se vean abocados al cierre, aunque muchos bares y restaurantes ya han cerrado definitivamente y otros ya no contemplan volver a abrir”.

El edil popular recuerda que el sector de la hostelería “viene soportando un endurecimiento de las prohibiciones y restricciones sin que éstas hayan estado acompañadas de ayudas directas, ni de bonificaciones fiscales con las que paliar la pérdida de ingresos, lo que imposibilita la subsistencia de un sector clave en la ciudad de Castellón”. “Si se les obliga a cerrar definitivamente a partir de mañana, lo lógico hubiera sido que contaran ya con un mínimo apoyo, liquidez para poder seguir pagando sus facturas y gastos fijos”.

Ante la decadente situación, -para muchos el anuncio de ayer del President de la Generalitat, Ximo Puig, decretando el cierre total de bares y restaurantes es su sentencia de muerte-, desde el Grupo Municipal Popular “exigimos que se aplique al sector de la hostelería la máxima de ‘a cero ingresos, cero euros’, para contener la deriva de muchos negocios y la pérdida de miles de puestos de trabajo que dependen, directa o indirectamente, de este sector”, argumenta Redondo.

Se trata de una reivindicación de los Populares desde el inicio de la pandemia. Una propuesta en la que instan a las administraciones, empezando por el Ayuntamiento, a inyectar liquidez en las empresas, pymes y autónomos para garantizar el empleo de los trabajadores en los sectores más afectados por la crisis sanitaria y económica. Una liquidez que debería ir acompañada, a juicio de los Populares, de la eliminación de impuestos a todos aquellos negocios que no tienen ingresos y que se mantuviera hasta que mejore la situación. En definitiva, lo que vienen reclamando los hosteleros y otros sectores igual de afectados.

“Tanto el gobierno municipal como el de Ximo Puig han dejado desprotegidos a miles de pymes y autónomos que han de seguir haciendo frente a sus cuotas y facturas porque, pese a la que está cayendo, no se les ha perdonado nada, explica Juan Carlos Redondo.

“De propaganda no come la hostelería”, señala el edil popular que entiende la indignación y desesperación de miles de familias afectadas porque primero la Generalitat anuncia un fondo de cooperación Covid, supeditado a la colaboración de Ayuntamientos y Diputaciones en el que se prometen 120 millones de euros para 30.000 negocios de toda la Comunidad, sin que se concrete la cuantía a destinar por parte del Ayuntamiento, ni a cuántas pymes y autónomos beneficiará en la ciudad, ni cuándo podrán recibirlo. “En menos de una semana vuelve a salir Puig en la foto con el anuncio del Plan Resiste del que sólo se conoce la cuantía, 340 millones para ayudar a los sectores más afectados por la pandemia”, añade.

Pero lo más sorprendente de todo -para Juan Carlos Redondo-, es que a pesar de tanto anuncio, “de la noche a la mañana se decreta el cierre forzoso y definitivo para la hostelería que lleva soportando las mayores cargas restrictivas, adaptándose en cada momento a la situación, sin recibir un euro de las administraciones”. “La falta de información, la nula planificación y el actuar desde la improvisación va a acabar con el sector que clama a voces un rescate urgente”, apunta. Además, insiste el edil, “pese a que confinamiento del sector se ha decretado hasta el día 31 de enero, no existen garantías de que sea así pudiéndose prolongar todo el mes de febrero e incluso hasta marzo. Si el sector ya está agonizando, veremos cuántos consiguen mantenerse en pie entonces”, lamenta Redondo.

Movilizaciones

El Grupo Municipal Popular asegura que está al lado de los hosteleros hoy, en la concentración de protesta de Ashotur y mañana en la de Ashocas, que consistirá en una caravana de protesta que movilizará a centenares de vehículos ante la indefensión del sector. “El Gobierno ha demonizado a la hostelería culpabilizándoles del aumento de contagios del coronavirus cuando no está demostrado que sean los causantes de la situación límite que viven los centros de salud saturados y los hospitales desbordados por la pandemia”, señala Redondo.

Cabe recordar que la Asociación de Hosteleros de Castellón (Ashocas) ha preparado un calendario de movilizaciones contra las restricciones a la actividad del sector que ha impuesto el gobierno autonómico. La primera de las movilizaciones empezará el día 21 de enero, será una caravana de vehículos que discurrirá por la ciudad y en la que se espera que participen, además de los hosteleros, otros colectivos como proveedores o repartidores. “Estamos a su lado y de su lado, porque no podemos dejar en la estacada a tantas y tantas familias castellonenses cuyos empleos dependen de estos sectores tan perjudicados”, concluye Redondo.

Deja un comentario