El PP pide la reapertura del mercado del lunes

Carrasco solicita un plan que permita reabrir el Mercado del Lunes para dar salida a la producción de alimentos de proximidad y diversificar la oferta en Castellón

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, lamenta el agravio comparativo que padecen los vendedores que tienen concesiones en el recinto de la avenida del Mar, una situación que perjudica a muchos pequeños agricultores locales que “tienen en este mercado una fuente de ingresos fundamental para su supervivencia”.

 

También reclama que los partidos del Acuerdo de Fadrell expliquen si el hecho de que el Mercado del Lunes continúe cerrado tiene que ver con que el Ayuntamiento haya asumido la gestión directa del recinto, y pide conocer en qué condiciones se ha producido la reversión del contrato y los planes que PSPV, Compromís y Podemos tienen para el futuro del Mercado del Lunes.

 

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, solicita que el equipo de gobierno de la capital ponga en marcha “un plan que permita reabrir el Mercado del Lunes a la mayor brevedad”. El objetivo es  “dar salida a la producción de alimentos de proximidad, muchos de ellos de la cosecha propia de los pequeños agricultores locales, y que tienen en este mercado una fuente de ingresos fundamental para su supervivencia”. Además, se podrá así “diversificar la oferta de cara a los consumidores, puesto que es un clamor que los precios de los productos básicos, como frutas y verduras, se han encarecido de manera importante en los últimos meses, desde que se activó el Estado de Alarma”.

La portavoz del Partido Popular en Castellón recoge así la demanda que le han hecho llegar vendedores y usuarios, que no entienden por qué el Mercado del Lunes continúa cerrado, ajeno a la desescalada que se está viviendo a todos los niveles en la ciudad, como demuestra el hecho de que el Mercado del Viernes del Grao sí está operativo.

“No entendemos la negativa ni el agravio comparativo de vendedores y usuarios del Mercado del Lunes con respecto a otros mercados ambulantes que tienen lugar en la ciudad. Precisamente el Mercado del Lunes se celebra en un recinto que es de propiedad municipal, cerrado, con lo que es más fácil controlar el aforo de público, y cuenta con unas dimensiones extraordinarias, lo que permite la distribución de los puestos con las máximas garantías para respetar las distancias de seguridad entre personas”, ha asegurado Carrasco.

Para la portavoz de los Populares en la capital de la Plana, “estamos ante una nueva incongruencia del equipo de gobierno de Amparo Marco. Los castellonenses pueden desde mañana lunes salir a la calle sin limitación de franjas horarias e incluso pasar a otros términos municipales vecinos, pueden disfrutar de una terraza o de un menú en el interior de un restaurante  si así lo desean… pero no pueden comprar en el Mercado del Lunes, cuando precisamente se trata de un asunto que es de su competencia. La clave pensamos que es, una vez más, que PSPV, Compromís y Podemos llegan tarde, porque ni siquiera se han parado a trabajar con anticipación las medidas a aplicar para prevenir contagios”.

“Es evidente que, pese a ser una materia de su responsabilidad, es más fácil para el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón mantenerlo cerrado que ponerse a trabajar y respetar los legítimos derechos que tienen los vendedores que allí exponen, o diversificar las opciones para que los consumidores puedan adquirir sus productos de primera necesidad allí donde libremente consideren mejor para sus propios intereses. Es compatible la prevención de los contagios y la actividad económica, y más cuando afecta directamente a muchas familias”, ha asegurado.

EXPLICACIONES SOBRE LA GESTIÓN DEL RECINTO

La portavoz del Grupo Municipal Popular, Begoña Carrasco, también reclama que el equipo de gobierno municipal de la ciudad de Castellón dé todas las explicaciones respecto a cuál es la actual situación económica del recinto, después de que se haya conocido por los medios de comunicación que “este pasa a depender directamente del Ayuntamiento, tras la quiebra de la empresa concesionaria encargada de su gestión y explotación”.

“Los castellonenses tienen derecho a saber si el consistorio tiene previsto municipalizar el servicio o si se va a sacar una nueva concesión, para que el servicio no cueste un euro a las arcas de la ciudad, en cuyo caso se hace necesario conocer en qué condiciones se externalizaría”, ha declarado.

“Pedimos al equipo de gobierno del Acuerdo de Fadrell que explique a los castellonenses si el hecho de que no haya mercado tiene que ver con la asunción de la gestión directa por parte del Ayuntamiento. Hay muchas cuestiones que necesitan una respuesta, y que no podemos plantear porque ahora mismo los órganos de fiscalización de la gestión municipal están bajo mínimos, en una muestra más del bloqueo que ejerce el equipo de Amparo Marco para respetar el juego democrático y aplicar la transparencia en su gestión”, ha concluido Begoña Carrasco.

Deja un comentario