El PP pide salir del “punto muerto”

Carrasco pide “máxima coordinación” entre Sánchez, Puig y Marco para que “Castellón no siga más tiempo en punto muerto”

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, afirma que “los pequeños y medianos empresarios y autónomos del sector del comercio y la hostelería de la ciudad no se pueden permitir el lujo de acumular más pérdidas, y mucho menos que se juegue con unas expectativas que generan gastos que luego no los pueden rentabilizar, como ocurrió el pasado viernes, cuando se conoció que Castellón no entraba en la Fase 1 de la desescalada”. 

“Hace falta que Generalitat y Ayuntamiento pongan todos los medios humanos y materiales necesarios para que se pueda dar el impulso que necesita la gestión y resolución del problema de los contagios por coronavirus. Hacen falta tests, hacen falta mascarillas, hacen falta habilitar camas de UCI para prevenir posibles rebrotes de contagio… Sin todo eso, será imposible que Castellón entre en la Fase 1, porque así lo dijo el Gobierno de España el pasado domingo, con luz y taquígrafos, ante toda España”, remarca.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el consistorio de Castellón, Begoña Carrasco, reclama “máxima coordinación” entre el Gobierno de España de Pedro Sánchez, el presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig y la alcaldesa de la capital de la Plana Amparo Marco para que “Castellón no siga más tiempo en punto muerto”. “Los pequeños y medianos empresarios y autónomos del sector del comercio y la hostelería de la ciudad no se pueden permitir el lujo de acumular más pérdidas y mucho menos que se juegue con unas expectativas que generan gastos que luego no los pueden rentabilizar, como ocurrió el pasado viernes, cuando se conoció que Castellón no entraba en la Fase 1 de la desescalada”, añade.

Carrasco afirma que “los castellonenses se merecen la máxima transparencia, cosa que hasta la fecha brilla por su ausencia”, y reclama “conocer por qué hay versiones contradictorias entre el Gobierno socialista de España y de la Comunidad Valenciana. Mientras se tiran las culpas unos a otros, la realidad es que Castellón se ha quedado en el furgón de cola, sin que la alcaldesa haya alzado la voz para defender los intereses de sus vecinos, que son los grandes perjudicados de esta patente y manifiesta descoordinación”.

“Tienen una semana por delante para ponerse de acuerdo, para trabajar en los requisitos que hay que cumplir y activar las garantías y mecanismos que son necesarios para poder salir de la Fase 0 y entrar en la Fase 1. El objetivo es que Castellón pueda entrar el próximo lunes 18 en el nuevo estadio de la desescalada. La salud es prioritaria e incuestionable, pero la situación económica es lo suficientemente grave como para poner todos los medios necesarios que permitan comenzar a recuperar actividad. De lo contrario, la salida de la crisis va a ser más larga y con peores consecuencias para los castellonenses”, ha denunciado.

Para conseguir este objetivo, la portavoz de los Populares en la ciudad de Castellón reclama que “Generalitat y Ayuntamiento pongan todos los medios humanos y materiales necesarios para que se pueda dar el impulso que necesita la gestión y resolución del problema de los contagios por coronavirus. Hacen falta tests, hacen falta mascarillas, hacen falta habilitar camas de UCI para prevenir posibles rebrotes de contagio… Sin todo eso, será imposible que Castellón entre en la Fase 1, porque así lo digo el Gobierno de España el pasado domingo, con luz y taquígrafos, ante toda España, algo que por otro lado ya veníamos denunciando desde hace muchos días”, ha añadido.

“Hace falta una hoja de ruta clara y definida. No hay tiempo que perder. Desde el punto de vista sanitario, se tienen que activar ya tests masivos, mascarillas y el mapa epidemiológico de los castellonenses, para controlar las personas que ya han superado la epidemia o están superándola. Y desde el punto de vista económico, medidas económicas y fiscales y ayudas directas a los sectores que generan empleo, para ayudarles a sobrellevar la crisis. Porque de ellos depende que en Castellón se sigan acumulando más parados, cuando ya hay 16.347 desempleados y más de 15.000 de los 40.000 profesionales inmersos en expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE)”, concluye Begoña Carrasco.

Deja un comentario